Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cullera elimina las terrazas de 4 bares en pleno verano por temor al ruido

El ayuntamiento alega que las 60 mesas no pueden montarse en una ZAS y los hosteleros alertan del perjuicio económico de la decisión

Cullera elimina las terrazas de 4 bares en pleno verano por temor al ruido

Cullera elimina las terrazas de 4 bares en pleno verano por temor al ruido

En el inicio de la campaña turística, el Ayuntamiento de Cullera ha obligado a los negocios de hostelería situados en las calles Madrid, Algemesí, Barcelona y Lorenzo Borja a quitar sus terrazas por tratarse este enclave de una Zona Acústicamente Saturada (ZAS).

La medida afecta especialmente a cuatro bares ubicados en la calle Madrid (Ca Valentín, Jamonico's, Cervecería La Taberna y Restaurante Gamba), ya que sus terrazas suman unas 60 mesas y, aunque estos locales están abiertos todo el año, es ahora cuando tienen más clientes gracias a la llegada de los turistas. Estos hosteleros lamentan el perjuicio económico que les puede causar esta medida. «Que nos dejen trabajar, nos ganamos el jornal con esto», decían ayer. Además, añaden que sus negocios no hacen ruido y funcionan hasta la 1 de la madrugada aproximadamente.

El martes recibieron una notificación de la Policía Local en la que se les informaba de que, al encontrarse en una ZAS, no pueden disponer de autorización para colocar mesas y sillas en la vía pública, por lo que se les instaba a retirar esos elementos de la calle. En la misma misiva se les advertía de que, en caso de incumplir la orden, el negocio podrá ser denunciado y retirados los elementos por parte del consistorio. Esta situación ya se repitió en 2012. A finales del mes de agosto de ese año, el ayuntamiento ya les forzó a retirar las terrazas. En cambio, el año pasado éstas permanecieron en la calle durante todo el verano. Los hosteleros tienen previsto reunirse hoy con responsables municipales para tratar este asunto.

El presidente de la Asociación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Cullera y la Ribera Baixa (AEHC), Juan Femenía, responsabilizó de esta situación a los vecinos de esta zona, quienes hace unos años emprendieron las acciones judiciales para que se declarara la ZAS. «Por culpa de ellos se está perjudicando a la hostelería», afirmó. Según indicó Femenía, desde el consistorio le explicaron ayer que, como los vecinos han recurrido la sentencia del caso de la ZAS (en la que se ha absuelto al alcalde Ernesto Sanjuán, al que los vecinos acusaban de permitir la superación de los niveles sonoros permitidos), el ayuntamiento no puede solicitar la anulación de la ZAS y las terrazas deben retirarse.

Compartir el artículo

stats