Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un detective puede descubrir en Sueca al dueño de los perros que defecan en la calle

El ayuntamiento lanza una agresiva campaña de concienciación antes de aplicar multas de 300 ?

Un detective puede descubrir en Sueca al dueño de los perros que defecan en la calle

Un detective puede descubrir en Sueca al dueño de los perros que defecan en la calle

El Ayuntamiento de Sueca pretende acabar de una vez por todas con los excrementos de los perros que ensucian las calles. Para ello, están estudiando la posibilidad de contratar los servicios de un detective privado que ayude a identificar a los propietarios que no recojan las defecaciones de sus mascotas en la vía pública. La concejal de Medio Ambiente, Manoli Egea, presentó ayer la campaña «Per una Sueca més neta», que se desarrollará en colaboración con la Concejalía de Seguridad Ciudadana a partir del mes de julio.

Egea explicó que se ha preparado una campaña agresiva con el objetivo de llegar a toda la ciudadanía. La iniciativa se llevará a cabo siguiendo tres líneas fundamentales: educación y concienciación; facilidades para que los propietarios de perros recojan las heces; y por último, la aplicación de sanciones de 300 euros.

La concejalía de Medio Ambiente habilitará durante los próximos días un puesto informativo que recorrerá distintos puntos problemáticos de la localidad. El próximo 4 de julio, coincidiendo con el tradicional mercado de los viernes, se instalará en la Plaça de l'Ajuntament. Será atendido por dos personas que informarán y repartirán dípticos y dispensadores de bolsitas para la recogida de los excrementos. El punto informativo se desplazará en horario de 19 a 21 horas a las zonas más conflictivas e incluso a las playas. Además, contemplan la posible instalación de papeleras con dispensadores de bolsitas que tendrán una base donde los canes puedan orinar.

«Por respeto a los demás, por educación, porque en tu casa no lo haría y, sobre todo, porque puede ser un foco de infecciones, e incluso, transmitir enfermedades», afirmó ayer en rueda de prensa la edil Manoli Egea. La concejal calificó de «agresiva» la campaña por cuanto en el cartel y el díptico reproduce la imagen de un niño tocando un excremento en la Plaça de l'Ajuntament de Sueca, mientras el propietario se aleja con su perro.

La concejal responsable de Seguridad Ciudadana, Mª José Sarrió, explicó ayer que aunque se estaban aplicando sanciones por esta cuestión de acuerdo con la ordenanza municipal de Policía y Buen Gobierno, ahora la Policía Local intensificará la vigilancia. La edil observó la dificultad de identificar a los propietarios que dejan los excrementos de sus perros en la calle de no ser que los pillen «in fraganti». Por ello, destacó la importancia de contar con la colaboración de un detective que identifique al propietario y avise a los agentes. «Nos gustaría no tener que multar a nadie», dijo Sarrió antes de mostrarse partidaria de educar antes que de sancionar.

Por su parte, el alcalde de Sueca, Salvador Campillo, apuntó que «la imagen de la campaña refleja fielmente la realidad». Campillo abogó por concienciar a la ciudadanía para acabar con la antihigiénica costumbre de dejar abandonados en la calle los excrementos de los perros y permitir que estos orinen en cualquier parte de la vía publica.

Compartir el artículo

stats