Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Antoni Such (PSOE)

"El Consell ha abandonado el objetivo de crear riqueza en la Ribera"

El también presidente provincial del PSPV asegura que centrará su acción para lograr el cambio en 2015

"El Consell ha  abandonado el objetivo de crear riqueza en la Ribera"

"El Consell ha abandonado el objetivo de crear riqueza en la Ribera"

Llega al Congreso con un PSOE que da la sensación de estar en descomposición, ¿le asusta?

El momento es apasionante porque en el congreso que hicimos en Sevilla no se resolvió el cambio y la renovación interna y ahora estamos en el proceso de ir hacia una nueva era en el Partido Socialista. No valoro la situación como dramática, sino con muchas posibilidades de futuro. Hay retos por delante tremendamente serios y puedo colaborar en ese proceso.

La gente les reprocha que su discurso no siempre es coherente con sus políticas, ¿es ese el gran problema que arrastran?

Los socialistas hemos hecho una apuesta en este país por los servicios públicos básicos y de calidad, por la educación y la sanidad pública y universal, por la Ley de Dependencia... y eso siempre ha sido torpedeado por el PP. Nuestro discurso es el del avance social frente a la parálisis y el recorte de derechos que practica la derecha. La reforma laboral de Zapatero era mínima al lado de la de Rajoy, porque en el PP están buscando hacer una sociedad de esclavos y no de personas libres. Ha habido una gran campaña de mentiras del PP para llegar al poder que ha culminado en el proceso actual.

¿Algo mal habrá hecho el PSOE?

Hemos hecho cosas mal, pero poniéndolo en la balanza creo que lo positivo pesa más. Y no podemos obviar que el PP vendió que iba a resolver la crisis de forma inmediata porque esto era todo una cuestión de falta de confianza de los mercados hacia el anterior gobierno y se ha demostrado que era falso.

Se lo preguntaré de otro modo, ¿qué han de hacer para recobrar la confianza de la gente y no seguir el mismo camino de defenestración que el PASOK griego?

Nosotros no somos el PASOK. Es cierto que se nos ha pedido varias cosas: renovación, la formulación de nuevas ideas y que las caras visibles generen confianza, porque los dirigentes que teníamos hasta ahora se identificaban con el pasado del gobierno Zapatero, al que se culpabilizó de la crisis, por tanto, no tenían credibilidad. Y en eso estamos, en un proceso de cambio absoluto.

¿Cuál es el análisis que hace del fenómeno Podemos?

Tiene sus pros y sus contras. A su favor hay que reconocer que han hecho que se incorpore a la decisión política multitud de gente que de otra forma estaría fuera. Yo considero que la política es la que nos equipara a la gente de derechas e izquierdas, por tanto bienvenido sea. Ahora bien, me preocupa mucho el concepto de generalización que este tipo de organizaciones lanzan para diferenciarse de los demás.

La casta...

Es una chorrada que se han inventado que intenta descalificar no sólo a los de derechas, sino a todos los que no sean ellos mismos: generalizar para excluir. Las castas no pueden hacer referencia sólo a la política, también las hay en la economía, las familias o los amigos. Cuando se ha de hacer una crítica, se debe hacer nominativa y no una descalificación general.

¿Qué tipo de parlamentario quiere ser, de camiseta o clásico?

No se trata de la vestimenta o las acciones diferenciadoras, sino de hacer propuestas y tener ideas. Yo quiero ganar el gobierno de la Generalitat y toda mi acción política irá encaminada a la defensa de los valencianos. Montoro y Rajoy se ríen en la cara de Fabra con el tema de la financiación. También hay una reforma del Estatut pendiente para incorporar la necesidad de mayores inversiones del Estado en nuestro país y el PP lo está obstaculizando constantemente.

En la Ribera tenemos el problema del agua, las infraestructuras viarias paralizadas „como la N-33„, nos hace falta el enlace de Alzira con la autovía, el rescate de la AP-7 y defender del desamparo a nuestros agricultores. Hay multitud de acciones para defender los intereses de la gente que vive aquí. Por otra parte, hay una dejadez en el objetivo de generar riqueza a través de la producción. Hace falta moverse para intentar conseguir inversiones en sectores tecnológicos o agroalimentarios y, sobre todo, que la gente tenga mayor calidad de vida.

Pongamos que gobiernan la Generalitat, ¿va a ser fácil? El panorama no es nada apetecible...

La situación es tremendamente complicada. A nivel económico estamos en un momento de recentralización de recursos y eso hace que nuestro autogobierno sea cada vez menor y las posibilidades de gestión más pequeñas. Rajoy ha entendido que si no cambia nada y todos están colgados, dependen de él. Eso es pérdida de autonomía y hay que pararlo, se ha de hacer respetar las instituciones valencianas frente a su desmantelamiento.

¿Y en el ámbito local?

Con esta Reforma Local es imposible resolver el problema porque si tenías unas competencias y el que te las coge „la Generalitat„ no las ejerce y no te dan el dinero, todavía te arruinan más. Pero la principal parte de la deuda no la han generado los ayuntamientos. Ahora, hay algunos que han abusado de forma clientelar, despilfarrando, como en Cullera, y esos gestores es a los primeros que deberían pasarle factura los ciudadanos. Es muy complicado y hay que echarle imaginación para hacer cosas sin que te cueste dinero.

Compartir el artículo

stats