Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La subida de precios hunde la demanda de plazas para aparcar en Cullera

Las largas colas a la intemperie para lograr un abono desaparecen al subir éste a 176 euros

Atrás quedaron las largas colas que se formaban cada año para obtener un abono en uno de los dos parkings públicos que se habilitan en verano en la playa de Cullera. En 2012 se eliminaron los descuentos para empadronados y propietarios de apartamentos y, ayer por la mañana, apenas unas 30 personas guardaban cola en el parking de la Rada; mientras que en el aparcamiento situado frente a las torres Espacio no había nadie a primera hora.

Los que ayer hacían cola en la Rada se quejaban de que estos abonos son demasiados caros para las condiciones que ofrece el parking. Por poder aparcar los dos meses de verano pagarán 176,30 euros y el coche se quedará a la intemperie; además, el parking de la Rada no está asfaltado y se inunda cuando llueve.

El primer vecino en obtener su ticket ayer llevaba haciendo cola desde las 4.45 horas de la mañana y el segundo había llegado poco después. En teoría, los tickets iban a empezar a repartirse a las 8 de la mañana, pero a las 7.30 horas los trabajadores municipales abrieron la taquilla.

Sin descuentos

Hasta 2012 los vecinos empadronados pagaban 14 euros por una quincena y 28 euros por un mes y los propietarios de un piso 26 euros y 52 euros respectivamente. Los abonos para los residentes no podían superar el 50% de la capacidad del parking, lo que provocaba que decenas de vecinos hicieran cola durante horas (incluso algunos pernoctaban durante toda la noche).

En 2011 llegaron a concentrarse unas 200 personas. Pero, hace dos años, se eliminaron estos descuentos para vecinos y propietarios de pisos y los precios aumentaron un 50%. Este año el abono mensual para los turismos cuesta 88,15 euros; 57,05 euros la quincena y 36,30 euros la semana.

La mayoría de los que ayer hacían cola eran vecinos de Cullera, aunque también había residentes de otros municipios de la Ribera que tienen un apartamento en la ciudad.

La falta de zonas de aparcamiento en el turístico barrio de San Antonio hace que estos vecinos quieren asegurarse un sitio donde aparcar durante el verano. Los residentes recogieron ayer los tickets; después, tuvieron que ir al banco a pagar el abono y, finalmente, volver al parking para que les dieran la tarjeta de aparcamiento.

En el parking de la Rada hay 535 plazas y, en él de la Avinguda Enrique Chulio, 500; pero algunas de ellas se reservan para estacionar por horas.

Compartir el artículo

stats