Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El tejón muerto en Almussafes pudo llegar desde Rumanía

Unos trabajadores observaron cómo lo sacaban de los bajos de un camión con matrícula rumana

El tejón muerto en Almussafes pudo llegar desde Rumanía

El tejón muerto en Almussafes pudo llegar desde Rumanía

El origen del tejón muerto aparecido este jueves en el polígono de Ford Almussafes suma una nueva hipótesis y podría remontarse, nada más y nada menos, que a Rumanía.

La Asociación de Propietarios y Usuarios del Parque Industrial Juan Carlos I (APPI) ha sido informada de que trabajadores de una empresa ubicada en las inmediaciones de donde se encontró el cadáver presenciaron cómo el animal era arrojado junto al carril bici de la calle La Granja por unos transportistas que conducían dos camiones con matrícula rumana. Pasadas las ocho de la mañana, los empleados de esa firma distinta a la que dio el aviso de su presencia observaron dos vehículos pesados que se detenían y, acto seguido, sus respectivos conductores empezaban a buscar algo entre los bajos de uno de los trailers.

Encastado en la carrocería

Al parecer, el tejón, de medio metro aproximadamente, estaba encastado en la carrocería, aunque no llegó a provocar daños en la misma puesto que, una vez sacado, los camiones prosiguieron su marcha sin aparente problema. La extracción del «Meles meles» no fue una labor fácil, indican esos testimonios. Según ese mismo relato, ambos conductores, que no pidieron ayuda, tuvieron que ingeniárselas para excarcelar al animal, valiéndose de una barra larga con la que consiguieron soltarlo. «Después lo arrojaron al lado del carril bici y se fueron», añaden. «No sabemos quiénes son ni a qué empresa servían porque al polígono cada día llegan muchos camiones rumanos», aclaran.

Atropellado en Rumanía

Así pues, este testimonio clave descarta la idea barajada hasta ahora, que apuntaba a una posible muerte del animal por haber quedado atrapado en un cepo en zona de montaña, tras lo cual habría sido arrojado en la citada área industrial con el fin de deshacerse del cadáver.

«Es posible que fuera atropellado incluso en Rumanía y que haya viajado durante miles de kilómetros hasta que los camioneros se han dado cuenta, bien por el olor o por notar algo extraño en el vehículo», sostienen estas voces. En un principio, los expertos que atendieron el caso especulaban con la posibilidad de que el tejón pudiera haber sido trasladado desde la montaña hasta el punto del polígono donde fue encontrado, debido a que además estaba en avanzado estado de descomposición.

Siguiendo esta hipótesis, cabe también la posibilidad que el animal quedara atrapado en alguna trampa dentro de una parcela y que alguien quisiera deshacerse de él simplemente arrojándolo lejos del lugar.

Compartir el artículo

stats