Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El mal tiempo amarga el primer día de tiradas a los cazadores de Sueca y Cullera

Un cielo nublado, sin viento ni frío, deja capturas discretas en los cotos de la Ribera Baixa «Es la peor climatología posible», afirma el presidente del club cinegético suecano

Un cazador en el coto de Sueca, ayer por la mañana.

Un cazador en el coto de Sueca, ayer por la mañana. x. ferrer

El primer día de tiradas en el coto de Sueca se saldó ayer con un resultado discreto, que en general no cubrió las expectativas de los cazadores. La ausencia de viento y frío en la jornada de sábado jugó en contra de la práctica cinegética. «Nos esperábamos mejores resultados porque había muchísima caza en estos últimos días», explicó ayer el presidente del Club de Caçadors Sueca, José Badía. «Hemos estado toda la mañana avistando aves pero el tiempo no ha acompañado nada; de hecho, es el peor que podía haberse dado: nublado, sin viento, una calma extendida y sin frío», expresó el suecano.

Estas condiciones climáticas son muy desfavorables, ya que «cuando tiramos, unos puestos a los otros nos molestamos, porque retumba y hace que la caza recele muchísimo», dijo. Y añadió que «esto hace que la caza esté mucho más esquiva, mientras que si sopla vientecillo amortigua el sonido de los disparos».

«Si hubiera salido un día con algo de viento de poniente, sol y temperatura más fría, las aves se mueven mucho más y entran mejor a las replazas», destacó el presidente de los cazadores.

Prácticamente todas las capturas fueron coll verds. Habían algunos bragats y siverts. En la replaza de Badia, la 14 o de la Corretjola capturaron 15 ejemplares. «Teníamos 20 en el agua, pero cinco no los hemos podido recoger», aseguró. Y añadió «No es el resultado esperado, porque sin ir más lejos, ayer teníamos más de 500 patos parados alimentándose aquí, pero dadas las malas condiciones climáticas, nos damos por satisfechos».

Esta fue la tónica general en la mayoría de las sesenta y una replazas subastadas del coto suecano. Aún así, en el 8 de la Corretjola llegaron a abatir 80 ejemplares, 70 en La Mota, y diez menos en el 11 dels Bassals. En el 39 de l'Illa superaron el medio centenar de patos, 45 en la B, y 40 en el 9 de la Corretjola, la misma cantidad que en el 10 de les noves. En el 5 del Tamarital obtuvieron una treintena de aves, 20 en El Matoll, 18 en el 16 de les noves y una docena en el 23 del Malvinar. Los cazadores confían en que el tiempo sea más favorable en los siete jornadas de tiradas restantes.

Malos resultados en Cullera

Las condiciones climatológicas tampoco beneficiaron a los cazadores de Cullera en la primera jornada de las tiradas. El escaso viento provocó que se cazara un escaso número de aves, aunque las que tradicionalmente han sido buenas replazas sí que consiguieron hacerse con varias decenas. En los puestos 3, 8, 14, 22 y 27 se llegaron a cazar alrededor de 40 aves en cada uno; mientras que, en otros cotos sólo consiguieron tres o cuatro patos. En general, los cazadores calificaron la jornada de «floja» y, según explicaban, fue debido a la climatología ya que el escaso viento permitía a los patos ver los cimbeles con los que se caza y, por lo tanto, los animales no se acercaban.

En Sollana, tampoco estaban demasiado satisfechos con el resultado de este esperado primer día. Desde el club de cazadores La Tardona aseguraron que las expectativas no se habían cubierto, también como consecuencia del tiempo.

Compartir el artículo

stats