Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alzira ingresará 860.000 euros del PAI de la Garrofera al no oponerse la caja avalista a la incautación

El ayuntamiento aprueba hoy un requerimiento de pago y el gobierno espera disponer del dinero antes de acabar el año

Alzira ingresará 860.000 euros del PAI de la Garrofera al no oponerse la caja avalista a la incautación

Alzira ingresará 860.000 euros del PAI de la Garrofera al no oponerse la caja avalista a la incautación v. m. pastor

El Ayuntamiento de Alzira se ha encontrado en pleno proceso de elaboración de los presupuestos de 2015 con un auténtico regalo de Reyes. Si el consistorio acordó en el pleno de octubre iniciar el procedimiento para incautarse de la fianza formalizada en su día por el promotor del PAI de la Garrofera, ayer se dio cuenta en la comisión informativa de Urbanismo, previa al pleno que hoy celebrará la corporación, de que la entidad avalista, la antigua Caja de Ahorros de Castilla la Mancha, no ha presentado alegaciones contra ese acuerdo por lo que la corporación aprobará hoy formalmente realizar un requerimiento de pago de los 860.000 euros del aval, estableciendo unos plazos que, salvo sorpresa, permitirían disponer de ese dinero extra en aproximadamente en un mes.

Fuentes consultadas confirmaron que el jefe del servicio de Urbanismo explicó ayer en la comisión que el viernes finalizaba el plazo para la presentación de alegaciones contra el acuerdo de incautación del aval, sin que hasta la fecha se hubiera recibido ninguna -si se presentan por correo certificado el último día hábil pueden llegar unos días más tarde-, y que por los contactos mantenidos con los servicios jurídicos de la entidad financiera tampoco han expresado verbalmente su disposición a rebatir ese acuerdo. Como continuación de la resolución de octubre el ayuntamiento realizará un requerimiento de pago de los 860.000 euros de garantía que en su día formalizó el promotor del PAI con 3.000 viviendas y un campo de golf en la Garrofera a través de un aval bancario de la Caja Castilla la Mancha. El ayuntamiento alegaba que se había producido un incumplimiento por parte de la empresa -actualmente en liquidación- en sus obligaciones como aspirante a urbanizar el sector, ya que en su día no subsanó los requerimiento de la Conselleria de Territorio y Medio Ambiente para corregir los defectos detectados en el programa, lo que el consistorio considera que ha impedido que el PAI lograra la aprobación definitiva.

Compartir el artículo

stats