Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cullera sube ahora el agua para ajustar su red a la presión de la potabilizadora

El ayuntamiento tiene que afrontar una inversión de 250.000 euros El PP cifra el incremento en sólo un 2,4 % y el PSOE dice que el recibo ha aumentado 23 euros en dos años

Cullera sube ahora el agua para ajustar su red a la presión de la potabilizadora

Cullera sube ahora el agua para ajustar su red a la presión de la potabilizadora

El Ayuntamiento de Cullera aprobó en el pleno del pasado mes de octubre una subida generalizada de impuestos y, en la sesión plenaria de noviembre, celebrada ayer, se completó este aumento de la presión fiscal con una subida del recibo del agua potable.

Como suele ser habitual en estos casos, el grupo municipal del PP fue el único que votó a favor de la propuesta. La concejal de Hacienda, Mª Ángeles Arlandis, alegó que las familias apenas notarán el cambio porque, según dijo, simplemente pagarán 46 céntimos más cada mes. Según la concejal y portavoz del PP, esta subida es de un 2,4 %. Las cifras que ofreció la oposición fueron algo diferentes. El portavoz del PSPV, Jordi Mayor, afirmó que en dos años el recibo se ha incrementado en 23 euros más y, según aseguró tras la sesión plenaria, el aumento previsto para el ejercicio 2015 es del 2,8 %.

Esta modificación en el recibo del agua y alcantarillado se produce para sufragar los cambios que se han tenido que realizar en la red de suministro tras la llegada del agua desde la planta potabilizadora de la Garrofera, en el término de Alzira. El principal factor a tener en cuenta es que el agua procedente de la Ribera Alta tiene una elevada presión y eso ha obligado a adaptar la red de Cullera. De hecho, actualmente se están llevando a cabo las obras para cambiar algunas tuberías.

Un suministro de mayor calidad

El alcalde, Ernesto Sanjuán, informó de que estas nuevas inversiones ascienden a 250.000 euros. Además, desde el grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Cullera volvieron a insistir en que ahora los vecinos de la localidad pueden beber agua de mayor calidad, libre de nitratos y pesticidas que sí que tienen otros municipios.

El portavoz de Compromís, Pere Manuel, también se mostró contrario a esta subida y criticó la gestión del gobierno municipal. Así, indicó que el ingeniero municipal explica en un informe que se han tenido que llevar a cabo inversiones que no estaban previstas debido a la mayor presión del agua. «No suben más (el recibo) porque es año electoral», aseguró Pere Manuel.

Compartir el artículo

stats