Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Carcaixent alerta al Consell de la aparición de la plaga del ácaro que afecta a los cítricos

El ayuntamiento espera los estudios de la Generalitat, aunque los técnicos advierten de que puede desaparecer sin tratamiento si bajan las temperaturas

Carcaixent alerta al Consell de la aparición de la plaga del ácaro que afecta a los cítricos

Carcaixent alerta al Consell de la aparición de la plaga del ácaro que afecta a los cítricos

La aparición en varias partidas agrícolas de Carcaixent de ejemplares de ácaro oriental, de la que este diario informó el martes, ya está en conocimiento de la Conselleria de Agricultura. El ayuntamiento ha informado a la oficina comarcal de la Ocapa de Alzira y espera a un mejor estudio por parte de los técnicos de la Generalitat para ofrecer nuevos datos sobre el avance de la plaga.

El ayuntamiento ha optado por la prudencia en este asunto, según explicó ayer la concejal del área, Inmaculada Albelda, y esperará a tener toda la información sobre la mesa para decidir las medidas a adoptar. De momento, el consistorio ha pedido a los agricultores que vigilen sus explotaciones para conocer el grado de expansión que ha tenido el ácaro oriental en este término municipal, ya que los técnicos señalan que el ácaro es capaz de reproducirse con gran rapidez. La plaga afecta fundamentalmente a las plantaciones de cítricos y provoca la caída de las hojas, pero también es capaz de dañar directamente el fruto, lo que puede agravar los daños.

La Conselleria de Agricultura no tenía constancia de la presencia de este fenómeno en la comarca de la Ribera, ya que en uno de sus últimos boletines sobre plagas reclamaba a los propietarios extremar el control en las comarcas de Alicante y de la Safor, pero no citaba a la Ribera.

Sin embargo, las elevadas temperaturas del otoño y la importante sequía que ha sufrido la comarca en el último año y que viene arrastrada de ejercicios anteriores está en el origen de la atracción de plagas que son impropias de los cítricos ribereños.

Árboles sin defensas

Los técnicos aseguran que la plaga puede provocar daños, especialmente si la fragilidad de los árboles al perder las hojas se mantiene cuando lleguen las heladas invernales, pero también anuncian que desaparecerá por sí misma si bajan las temperaturas o con una pulverización adecuada. Con todo, el principal problema es que no se sabe lo extendida que puede estar y si ha proliferado en otras localidades.

Compartir el artículo

stats