El gobierno local prevé que el nuevo retén ocupe un edificio de una planta, aunque Candela recordó que en este emplazamiento existe la posibilidad de levantar hasta tres alturas. El portavoz de Compromís, Diego Gómez, preguntó si se había tenido en cuenta que era una zona de alto riesgo de inundación, si se había valorado la accesibilidad y si se había consensuado con la policía. Tanto Candela como Bastidas señalaron que ningún sindicato se había pronunciado en contra. Gómez defendió un modelo de ciudad con los servicios descentralizados y señaló como un emplazamiento alternativo para el retén la avenida Padre Pompilio. Bastidas aseguró que el solar elegido contaba con un «amplio consenso» y subrayó la importancia de que el retén se encuentre en un lugar céntrico y accesible. Toda la oposición se absuto en la votación. p. f. alzira