Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El toro fue disecado y expuesto al público tras morir en 2013

El toro más temido de todos los tiempos murió en marzo de 2013 a la edad de 13 años a consecuencia de fallos multiorgánicos. Su dueño, el ganadero suecano Gregorio de Jesús, quiso aprovechar el tirón que el animal todavía despierta entre los aficionados al mundo taurino y optó por embalsamarlo para exhibirlo públicamente. El mítico astado fue presentado en el Ateneo Sueco en septiembre del año pasado, en el marco de las fiestas patronales, donde cientos de personas se acercaron para observar cómo había quedado la figura disecada de un animal con 1,50 metros de altura y 2,20 metros de largaria, que durante su trayectoria en los ruedos siempre ocupó un lugar privilegiado en los carteles y captó la atención de medios de todo el mundo por su peligrosidad. l-emv. alzira

Compartir el artículo

stats