Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dimite el secretario de la JLF de Carcaixent a 15 días de las fiestas

Canet denuncia la falta de respeto de algunos directivos hacia él y la «pasividad» del presidente

La traca se ha encendido en el seno de la Junta Local Fallera de Carcaixent antes de empezar las fiestas. El secretario general de este ente coordinador de las fallas, Miguel Ángel Canet, anunció ayer su dimisión «por la falta de respeto» de algunos miembros de la entidad hacia su persona, por la falta de información del área económica y «ante la pasividad del actual presidente», José Vicente Gascó, según un breve comunicado difundido ayer por Canet, en el que anunciaba que por la tarde haría oficial su renuncia en alcaldía.

Canet reconoció en declaraciones a Levante-EMV que las diferencias con el vicepresidente económico, Ximo Cabrera, se arrastran desde hace algún tiempo, si bien fue la elección del jurado de la cabalgata la que provocó un nuevo enfrentamiento que ha precipitado su marcha al no sentirse respaldado por Gascó. Miguel Canet expuso que había defendido que el jurado que se había propuesto «no era óptimo» y lamentó que el actual presidente le diera la razón en privado pero no saliera en su defensa en público.

El hasta ahora secretario de la JLF asegura en el escrito difundido ayer haber sufrido incluso «insultos» y lamenta que el presidente no hubiera actuado ni le hubiera mostrado su apoyo.

La «crisis» de la cabalgata

José Vicente Gascó, por su parte, comentó que el secretario dejó de ejercer sus funciones un par de horas antes de la cabalgata celebrada el pasado fin de semana, aunque dijo que no tenía constancia oficial de su renuncia y, si bien negó que Canet hubiera sido insultado por otros miembros de la Junta Local Fallera, tuvo palabras de agradecimiento por el «trabajo altruista» que Miguel Ángel Canet ha realizado por las fallas de Carcaixent, comentó.

Gascó dijo que le había soprendido este anuncio sobre todo porque se produce a apenas quince días de las fiestas falleras -«me ha sorprendido por la fecha», comentó- y, si bien dijo que era consciente de que se habían producido diferencias de criterio en el seno de su directiva, señaló que pensaba que no iba más allá de algún enfado puntual.

Gascó, tras defender que el puesto de secretario es uno de los más importantes de la JLF, sino el más importante, admitió que ya había buscado un relevo y que la renuncia de Canet no afectará para nada las fiestas que está ya a la vuelta de la esquina.

El ya exsecretario, que había regresado a la Junta Local Fallera de la mano del propio José Vicente Gascó, que afronta su primer año al frente de la entidad, mostró su malestar al considerar que no se ha respetado las funciones que conlleva el cargo y únicamente se le ha querido utilizar para el trabajo administrativo, denunció la falta de información del área económica y, sobre todo, la pasividad del actual presidente de la junta.

Compartir el artículo

stats