Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El nuevo proyecto eleva a un millón el coste del retén de policía de Alzira

El ayuntamiento iniciará las obras este año y afrontará la inversión con ayuda de la diputación en dos ejercicios

El nuevo proyecto eleva a un millón el coste del retén de policía de Alzira

El nuevo proyecto eleva a un millón el coste del retén de policía de Alzira

El gobierno alcireño se quedó corto cuando planteó la construcción de la nueva central de la Policía Local en una parcela de 527 metros cuadrados ubicada junto a la Agencia Idea y más aún cuando estimó en torno a 400.000 euros la inversión necesaria. Tras descartar la ubicación inicial y optar por un solar de casi 2.000 metros cuadrados al final de la avenida Luis Suñer, como ya informó Levante-EMV, la alcaldesa de Alzira, Elena Bastidas, presentó ayer el proyecto del nuevo retén que, en base a la previsión inicial, tendrá un coste de algo más de un millón de euros.

El ayuntamiento está a la espera de que la Comisión Territorial de Urbanismo apruebe el cambio de uso de una parte del solar reservado en su día para el Cefire para poder iniciar las obras -la alcaldesa señaló que los informes son favorables pero falta el acuerdo definitivo que en el mejor de los casos se produciría en abril- y comentó que, independientemente del período de ejecución de las obras, que se concretará en el proyecto técnico, se trata de una inversión que se acometerá en dos anualidades, 2015 y 2016. También aseguró que ya se ha garantizado una aportación de algo más de 400.000 euros por parte de la Diputación de Valencia. Cabe recordar que el ayuntamiento tiene consignados en los presupuestos otros 100.000 euros.

La nueva central de la Policía Local diseñada por la arquitecta municipal Cristina Martínez ocupará un solar de 1.795 metros cuadrados en el que se levantarán dos bloques. Por una parte, el edificio policial y administrativo que contará con 915 metros cuadrados construidos, repartidos en planta baja y una altura mientras que, en un extremo de la parcela, se ubicará el taller con una superficie de 150 metros cuadrados. El resto del terreno se dedicará a aparcamiento.

Bastidas agradeció la «paciencia» de la plantilla de la Policía Local, que reivindica desde hace años una nueva central ante las carencias del actual retén. Cabe recordar que el cambio de emplazamiento ha supuesto un retraso de al menos un año, ya que el gobierno municipal se había comprometido a afrontar la inversión entre las anualidades 2014 y 2015. No obstante, el nuevo emplazamiento ofrece mayores posibilidades.

La nueva central contará en la planta baja con la sala de control de cámaras, los vestuarios, un comedor y una sala de reuniones, mientras que en el primer piso se ubicarán los despachos de los mandos y los servicios de atención al público. El presupuesto estimado en estos momentos es de 1.060.000 euros.

Compartir el artículo

stats