Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las carpas invaden la calle y dificultan el tráfico en Alzira

La plaza Mayor ya se cerró ayer y quedan para mañana ejes como Reyes Católicos y Pere Esplugues

Las carpas invaden la calle y dificultan el tráfico en Alzira

Las carpas invaden la calle y dificultan el tráfico en Alzira

Circular por Alzira es ya una auténtica aventura. El corte progresivo de calles y avenidas por la instalación de carpas y casales falleros, siguiendo el calendario municipal de autorizaciones, llegó ayer al centro urbano. El inicio de los trabajos para levantar la carpa de la falla cerró al tráfico la Plaça Major a primera hora de la tarde, lo que multiplica los problemas para circular por el centro de la ciudad.

Un total de 27 comisiones, de las 34 que este año plantarán falla en Alzira, han solicitado autorización para montar algún tipo de casal en la calle, desde carpas de grandes a dimensiones a algún toldo. Únicamente siete disponen de casales con capacidad suficiente o han recurrido al alquiler de grandes locales en los que tienen cabida todos sus miembros y donde concentrarán las actividades en los próximos días.

Las primeras carpas empezaron a instalarse a finales de febrero -se trata de aquellas que tienen una mínima incidencia en el tráfico- mientras que las que representan un mayor transtorno se dejan para los últimos días. La carpa de la Plaça Major, que obliga a cerrar el centro urbano, no será no obstante la última. Las fallas Colmenar, Pere Esplugues, Albuixarres-Camí Fondo y l'Alquerieta deberán esperar aún hasta mañana para montar sus barracones o cerrar la calle y también la comisión de Sant Roc para montar el toldo, según las fechas autorizadas por el ayuntamiento.

El concejal de Fiestas, Rafael Fita, destacó ayer que el cómputo total de días en que se autoriza el corte de calles es inferior al de ejercicios anteriores y señaló como principal novedad que, por primera vez en mucho tiempo, la falla Colmenar libera la calle Murta, donde tradicionalmente montaba el barracón para las fiestas, lo que permite eliminar un «cuello de botella» que se producía en la calle Francisco Arbona, en las inmediaciones del centro de salud. Esta comisión ubicará el casal en la calle Reyes Católicos, junto al monumento, y los falleros podrán empezar a montarlo mañana sábado a partir de las 8 de la mañana.

La instalación de carpas ha ido cortando de forma progresiva las calles de Alzira. Avenidas muy transitadas como Luis Suñer o El Parc se encuentran cerradas desde el pasado 5 de marzo. El concejal de Fiestas pidió ayer paciencia a conductores y peatones y que transiten con cuidado en unos días complicados para circular por la ciudad ya que, según dijo, con la buena voluntad de todos se puedan celebrar las fiestas sin percances «como suele ser la norma», indicó Fita.

Compartir el artículo

stats