Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La prevención permite al hospital controlar el cáncer de colon

Los avances en la detección permiten reducir hasta el 30 % la mortalidad Cada año se detectan 120 casos, muchos gracias a la prueba del cribado

La prevención permite al hospital controlar el cáncer de colon

La prevención permite al hospital controlar el cáncer de colon

El Departamento de Salud de La Ribera inició en febrero la tercera ronda del programa de prevención del cáncer colorrectal, el segundo más frecuente después del de pulmón en hombres y el de mama en mujeres.

El hospital comarcal detecta anualmente un total de 120 casos de cáncer de colón, de ellos un elevado porcentaje se detecta en la prueba de cribado.

El objetivo de esta tercera ronda es lograr la participación de 28.000 hombres y mujeres de la Ribera. La principal actuación de este programa consiste en la realización a la población de riesgo de una prueba de cribado sencilla y no molesta, que analiza la presencia de sangre oculta (no visible a simple vista) en heces de personas asintomáticas.

La principal ventaja de esta prueba es el descubrimiento de tumores cancerígenos en fases primarias, de modo que se pueden abordar con tratamientos menos agresivos. Asimismo, la prueba de cribado permite detectar tumores benignos que, sin tratamiento, pueden evolucionar a un cáncer de colon.

Presencia de sangre oculta

En la segunda ronda de este Programa, que se ha llevado a cabo entre octubre de 2012 y finales de 2014, han participado un total de 24.648 personas, el 44,29% de la población de riesgo. En cerca de 1.450 personas se encontró sangre oculta en heces, por lo que fueron remitidas a estudio a través de una colonoscopia. De ellas, el 19,6% presentaban un adenoma (tumor benigno) de bajo riesgo, mientras que en el 45,1% tenían un adenoma de riesgo medio o alto. Asimismo, la segunda ronda realizada en el Departamento de La Ribera ha permitido detectar 59 casos de cáncer colorrectal (5,7%) en estadios iniciales y, por tanto, con un tratamiento más sencillo y un pronóstico aceptable.

Para el director del Centro de Salud Pública de Alzira, el doctor Rosendo Sanz, «la importancia de la detección precoz de este tipo de tumor radica en el hecho de que, sobre todo al principio, el cáncer colorrectal no presenta ningún síntoma y un diagnóstico precoz supone altas posibilidades de curación».

Aminorar los riesgos

Los avances en los mecanismos de detección de cáncer de colon posibilitan reducir la mortalidad por esta enfermedad en un 20 o incluso 30%; por ello, desde el Departamento de Salud de La Ribera los profesionales insisten en la importancia de que las personas de 50 a 69 años se sometan a las pruebas sugeridas en intervalos de dos años, que este año alcanzan ya la tercera ronda.

Compartir el artículo

stats