Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La UD Alzira y el Cullera se miden a rivales directos para evitar el descenso

Los dos conjuntos necesitan ganar al Requena y La Nucia para alejar las posiciones de peligro en Tercera División

«Algunos creen que el fútbol es solo una cuestión de vida o muerte, pero es algo mucho más importante que eso». La frase de Bill Shankly es una de esas exageraciones que hacen del fútbol algo más importante de lo que realmente es, pero sin lugar a dudas hoy habrá aficionados de la UD Alzira y el Cullera que piensen que los partidos que afrontan sus formaciones son para coger un poco de aire o despedirse de la plañidera Tercera División. Y es que los dos conjuntos ribereños se miden a rivales directos que podría ayudarlos a dar un paso casi definitivo por la permanencia o complicarse la existencia en exceso. La UD Alzira será la primera en saltar al terreno de juego. Lo hará en Requena, ante un conjunto que ya ha cosechado el descenso pero que ni mucho menos regalará los tres puntos.

Jugará, seguro, con un ojo puesto en Cullera, donde los de la Ribera Baixa, tras doce jornadas sin conocer la victoria, reciben la visita de La Nucia. Una derrota (e incluso un empate) representaría una decepción para los rojiblancos, que necesitan de una victoria urgentemente. Un auténtico terremoto sacudió la entidad cullerense hace ahora casi tres meses con la marcha (por la imposibilidad de hacer frente a las nóminas) de algunos de los jugadores más importantes de la plantilla. Desde entonces no han levantado cabeza y Gutiérrez hace experimentos cada domingo con la alineación.

Compartir el artículo

stats