Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alcaldes del PP admiten que las siglas ya les perjudican por los escándalos

Señalan que la defenestración de Rus ha causado impacto en la Ribera y que hay desmoralización en el partido - «Nos hace mucho daño a tres semanas de las elecciones, pero hay que pasar página», dicen

Candidatos a las alcaldías de la Ribera Alta, el jueves con Rus en Vva. de Castellón, en el que fue su último acto público.

Candidatos a las alcaldías de la Ribera Alta, el jueves con Rus en Vva. de Castellón, en el que fue su último acto público. levante-emv

Conmoción en el Partido Popular de la Ribera. La decapitación política del presidente provincial, Alfonso Rus, ha agitado de arriba abajo al partido mayoritario en la Ribera a menos de un mes de las elecciones. En una comarca que el presidente de la diputación ha controlado desde hace años a través de sus hombres de confianza y en la que alcaldes durante lustros se jactaban de la íntima amistad con el ahora defenestrado, el impacto aún ha sido aún mayor.

Candidatos admiten en privado que los continuados escándalos han deteriorado tanto la marca PP que en vez de sumar ya resta. «Hace años te llevaba en volandas y cualquier candidato que presentara el PP se convertía en alcalde, ahora es al revés, la marca te frena, antes el viento soplaba a favor y ahora en contra», resume uno de ellos. «Al partido le hace mucho daño lo que ha ocurrido, ahora la marca te resta», coincide otro.

Los más afines consideran que el partido se ha precipitado y está siendo injusto con Rus „a quien el líder regional, Alberto Fabra, ha expulsado tras las grabaciones en las que presuntamente participa en un reparto de dinero que procedería de comisiones„ y aseguran que no acabará ni imputado.

Remarcan que Madrid puso la línea en la apertura de juicio, Fabra en la imputación y que ello ha saltado por los aires con Rus. Recuerdan que ni está imputado ni ha sido citado en ningún procedimiento judicial. Sin embargo, la mayoría admite que si está expulsado ya no hay vuelta atrás. Y eso pese a que ayer varios alcaldes señalaban que desde el círculo de Rus se les traslada que el presidente de la diputación será capaz de aclarar el escándalo, aunque la mayoría cree que ya no es posible.

«Pasar página lo más rápido»

Pero no habrá rebelión. En privado muchos defienden al presidente provincial, pero el ejercito de Rus no se moverá. Existe coincidencia en que lo importante son las municipales del 24 de mayo y que cada candidato está centrado en la campaña en su municipio.

«Vamos a intentar pasar página lo más rápido posible, el partido ha sido muy claro y no hay medias tintas, los estatutos son los que son y el secretario general se hace cargo y ahora todos volcados en lo nuestro que son las elecciones y a trabajar todos juntos», afirmaba ayer un candidato de la Ribera Baixa.

Otro candidato en la Ribera Alta defiende el trabajo realizado por los alcaldes y cargos populares: «Parece que siempre nos apuntan a nosotros, pero dentro del PP hay gente muy válida que trabaja sin cobrar, gente joven empujando y trabajando por amor al arte, aquí los alcaldes somos una piña y estamos rompiéndonos la cabeza para intentar mejorar la vida de nuestros vecinos y aunque nos sabe mal que pasen estas cosas no nos pueden poner a todos en el mismo saco», reflexionaba.

Rus era el cargo más cercano

Afines y menos coinciden en que tantos escándalos han desmoralizado al partido y que especialmente el protagonizado por Rus restará opciones al PP en las municipales por la cercanía y ascendencia que el también presidente de la diputación tenía entre cargos y militantes tras años de participación en almuerzos, mítines, actos y presentaciones, donde incluso era más aclamado que el propio presidente de la Generalitat. «Era el cargo más cercano», subrayan. «Por eso nos hace daño, la conmoción ha sido grande», admiten. «No nos beneficia, eso seguro», dice un tercero. «Nadie se lo esperaba y por eso ha causado más impacto», añaden.

En cambio, alguno de los candidatos, que debuta en estas municipales, cree que el daño en los ayuntamientos no será tanto por la renovación que ha impulsado el PP en muchos listas locales. «No creo que haya un voto de castigo al PP en las municipales, yo no detecto que vaya a ocurrir», sostiene otro de los candidatos nuevos.

Otros defienden que en todos los partidos hay problemas de corrupción y más entre los partidos que llevan muchos años en el Gobierno, como le ocurre al PP.

Compartir el artículo

stats