Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El abandonado puente de Fortaleny cumple 99 años

Un frente ciudadano, con más de un millar de seguidores, reivindica la rehabilitación de la infraestructura para uso ciclista y peatonal

Estado de la plataforma del puente de Fortaleny. vicent m. pastor

La recientemente creada plataforma Pont de Ferro de Fortaleny ha comenzado a instar a los ayuntamientos de la Ribera Baixa a que aprueben mociones por la recuperación del histórico puente para ciclistas y peatones.

La estructura, inaugurada en mayo de 1916, se encuentra cerrada al público desde 2010, año en que se puso en servicio la nueva pasarela de hormigón sobre el rio Xúquer que parte de la CV-509 Sueca-Alzira. Desde este colectivo, que agrupa asociaciones de la comarca, recuerdan que la Diputación de Valencia asumió la responsabilidad de habilitar el viejo puente a cambio de que el Ministerio de Fomento construyera el nuevo. La obra de ingeniería realizada a principios del siglo XX, conocida en el momento de su inauguración por el nombre de Alfonso XIII, sería adaptada para bicicletas y viandantes. El proyecto contemplaba instalar la pasarela de conexión con Sueca sobre la autovía A-38 en los anclajes que se dejaron listos cuando se hizo la autovía que entró en servicio en el verano de 2008.

«El puente de hierro forma parte del patrimonio histórico, cultural y paisajístico de todos los municipios y habitantes de la Ribera Baixa al tiempo que es testigo de nuestra unión con el río Xúquer», apunta el colectivo ciudadano.

Se trata de «una infraestructura vital para potenciar la movilidad sostenible en la comarca y el tránsito de personas entre los pueblos», añadieron. Y llamaron la atención sobre el hecho que «por razones obvias, hoy resulta peligroso circular en bicicleta o andando por el nuevo puente».

La infraestructura está incluida en el catálogo de Bien de Relevancia Local (BRL) de la Generalitat Valenciana, así como en el listado de bienes de interés etnológicos. La redacción del proyecto de rehabilitación fue contratada por la diputación a la Universitat en 2011 por 83.700,00 euros y con un periodo de ejecución de diez meses. La plataforma comarcal ya ha pedido una reunión con Pablo Seguí, nuevo diputado provincial de Área de Carreteras.

El frente ciudadano ya tiene un millar de simpatizantes en una popular red social y lo integran Muntanyeta dels Sants-Acció Ecologista Agró, grupo excursionista Camins de Terra (CdT) y Agrupació de Veïns Mestre Serrano, Amics de la Muntanya de Llaurí (AMLL), Voluntariat Medioambiental de Corbera (VMC) y Ribera en Bici.

Compartir el artículo

stats