Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Carlet abre una bolsa de vivienda social con inmuebles vacíos de los bancos

El consistorio reclama a las entidades bancarias que apliquen la dación en pago y el alquiler barato

Carlet abre una bolsa de vivienda social con inmuebles vacíos de los bancos

Carlet abre una bolsa de vivienda social con inmuebles vacíos de los bancos

La crisis económica ha reportado datos que muchas veces suponen auténticas declaraciones de intenciones. Mucho más que números, delatan formas de interpretar la vida. La ONG Amnistía denunció recientemente que España tiene el 30% de las viviendas vacías de Europa y que por estas lides existen aún 400.000 nuevas viviendas sin ocupar. Eso a pesar de que los desahucios se han convertido en una lacra social en los últimos años y miles de familias se han visto obligadas a abandonar sus hogares por la falta de oportunidades ofrecidas por los bancos en las formas de pago. Las alternativas sociales fueron durante años una utopía. En los últimos meses han aparecido, por la presión de la ciudadanía, propuestas políticas que ofrecen cierta solución, con ayuntamientos que incluso se muestran activos a la hora de parar los desahucios.

También Carlet contará con diferentes opciones. La alcaldesa de de la localidad, Mª Josep Ortega, se reunió ayer con las entidades bancarias del pueblo para coordinarse y crear una Bolsa de Vivienda Social con casas vacías que son propiedad de los bancos con el objetivo de ponerlas a disposición de los ciudadanos con un alquiler social. La Oficina Técnica de Urbanismo será la encargada de centralizar la base de datos de todas estas viviendas que podrán ser utilizadas con finalidad social.

Además, también acordaron coordinarse para buscar soluciones en todos aquellos casos en que haya un desahucio, bien para solucionarlo mediante una dación en pago o con un alquiler social. Esta fue la primera toma de contacto con las entidades bancarias para iniciar este nuevo procedimiento y mejorar la vida de las personas con dificultades económicas. Se volverán a reunir nuevamente para acordar como gestionar la iniciativa.

«Hemos hecho el primer paso para realizar acuerdos con las entidades bancarias que han firmado el Código de Buenas Prácticas para ampliar la cartera de inmuebles destinados al alquiler social. Este es un gran compromiso del equipo de gobierno con los colectivos más desfavorecidos del pueblo. Apostamos por facilitar el acceso a las familias con más dificultades y queremos sumar las entidades bancarias a la labor que ya realiza el ayuntamiento en esta materia», explicó Ortega.

Compartir el artículo

stats