Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El nuevo gobierno alcireño aboga por restringir el tráfico en el centro urbano

El tripartito prevé rescatar la peatonalización de Hort dels Frares y ampliar las aceras de Pérez Galdós a costa de reducir las plazas de aparcamiento para «ganar espacio» para peatones y ciclistas

La celebración del día sin automóviles sustituyó el domingo el tráfico de coches por el de bicicletas en el centro urbano de Alzira. Fue una experiencia puntual, pero el nuevo gobierno (Compromís, PSOE y EU) pretende aplicar esta filosofía en el modelo de ciudad que intenta desarrollar. El concejal de Medio Ambiente, Pep Carreres, defendió ayer la conveniencia de reducir el uso del automóvil en la ciudad y adelantó la voluntad del tripartito de peatonalizar la calle Hort dels Frares y de actuar en Pérez Galdós para ampliar las aceras de forma que se gane espacio para los peatones en detrimento de las plazas de aparcamiento, aunque sin cerrar esta calle al tráfico rodado.

Carreres comentó que aunque todavía no hay una decisión firme de la coalición de gobierno, considera que existe un consenso de base entre las tres fuerzas políticas para aplicar estas medidas con el objetivo de ganar espacios para los peatones y las bicicletas con el objetivo último de propiciar «un desarrollo urbano sostenible» y, apostilló, «sin que nadie se vea perjudicado».

Las calles Hort dels Frares y Pérez Galdós son dos vías paralelas básicas en la actual ordenación del tráfico en el centro de Alzira, una en cada sentido. Carreres comentó que, debido a su estrechez, en la primera «no queda otra opción» que cerrarla al tráfico, mientras que en el caso de Pérez Galdós se optaría por «ampliar los metros cuadrados de acera», a costa de las plazas de aparcamiento para evitar la sensación, dijo, de que los peatones circulan aprisionados entre los vehículos estacionados y la pared. Se trata en ambos casos de calles con una amplia actividad comercial.

El edil de Compromís indicó que actuaciones como la de Pérez Galdós forzarían a que los conductores buscaran aparcar en las afueras de la ciudad y liberarían las calles de vehículos, tanto estacionados como en circulación.

Cabe señalar que después de unas obras que mantuvieron cerrado durante meses el tramo de Hort dels Frares que desemboca en la plaza Mayor y ante las reivindicaciones de los propios comerciantes de la zona, el anterior gobierno del PP realizó algunas pruebas aunque finalmente abandonó la idea de peatonalizar esta calle que cuenta como agravante con unas minúsculas aceras. El cierre de Hort dels Frares y la posibilidad de que fuera permanente provocó las quejas de los vecinos de la calle Piletes, la alternativa natural hacia el centro para la mayoría de los conductores, al comprobar que se producía un incremento sustancial del paso de vehículos.

Carreres defendió ayer que actividades como la celebrada el domingo buscan una concienciación de los vecinos y «revisar los criterios de utilización de los coches» para dar más protagonismo a los peatones y los ciclistas. El edil abogó por medidas de peatonalización «sin que nadie se vea perjudicado».

Compartir el artículo

stats