Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Medio Ambiente y la CHJ aceptan el macrocirtuito de Guadassuar

Se decretarán medidas correctoras para reducir el impacto acústico El complejo contará con una pista de dos kilómetros para karts, un circuito para cross y otro de 1,5 km de aprendizaje

Medio Ambiente y la CHJ aceptan   el macrocirtuito de Guadassuar

Medio Ambiente y la CHJ aceptan el macrocirtuito de Guadassuar

Diferentes departamentos de la Conselleria de Agricultura y Medio Ambiente ya han dado su visto bueno al proyecto de construcción del macrocircuito de karts proyectado en Guadassuar. La iniciativa también cuenta ya con la aceptación de la Confederación Hidrográfica del Júcar. Los estudios de impacto ambiental auguran que la iniciativa contará en breve con todos los informes favorables, aunque con la exigencia de que se acepten algunas medidas correctoras, fundamentalmente contra el ruido.

El centro deportivo automovilístico que promueve la empresa Car Tracks Events, SL, tiene una superficie de 253.983 m2. Al tratase de una parcela situada en suelo no urbanizable, se inició la tramitación de la declaración de interés comunitario (DIC) del proyecto, previo a la obtención de licencia ambiental municipal.

El complejo albergará los circuitos destinados a la práctica de deportes a motor, una escuela de conducción para niños y adultos y sus instalaciones asociadas. Se construirá un circuito principal, de 2.000 metros lineales y un ancho de calzada de entre 10 y 12 metros.

El complejo también dispondrá de un circuito de car-cross de tierra con 1.500 metros de longitud de desarrollo y 14 metros de ancho de pista y un circuito para la escuela infantil y de conducción de otros 1.500 de desarrollo y 10 metros de ancho.

Para la gestión de las instalaciones, se construirá un edificio de boxes y taller, un edificio de oficinas y control de acceso, el paddock, la zona de aparcamiento y el edificio existente en la parcela se acondicionará para vestuarios, cafetería-restaurante y almacén. El total de edificaciones ocuparán una superficie de 6.423 m2. La parte norte de la parcela quedará libre de instalaciones y se plantará con cítricos.

Para el suministro de agua potable se instalará un depósito en la parte más elevada de la parcela que se llenará con camiones-cisterna. Se aprovechará el agua de uso agrícola para el riego y mantenimiento de jardines. Para la gestión de las aguas residuales se ha previsto la instalación de una estación depuradora biológica de oxidación total.

De acuerdo con la cartografía de revisión del plan de defensa contra las inundaciones (Patrivova), el sur de la parcela está afectado por riesgo de inundación geomorfológico. Según la cartografía del Ministerio de Medio Ambiente, la parcela presenta riesgo de inundación especialmente en su mitad sur, en la que se localizan los accesos y el calado estimado en caso de inundación se estipula en más de 2 metros. Serán necesarias medidas correctoras.

Algunos vecinos habían alegado en contra del proyecto al considerar que provocaría un importante impacto acústico. La Generalitat admite que ante la ausencia de obstáculos naturales a la propagación, el ruido generado será audible desde un entorno amplio, por lo que ve necesario identificar las viviendas que pueden verse afectadas y cuantificar de forma rigurosa la afección a la que pueden verse sometidas, así como en su caso las medidas preventivas y correctoras a adoptar. También se vigilará el potencial impacto de vertidos accidentales de residuos peligrosos debido al uso de vehículos en el circuito y las labores de mantenimiento de estos en los boxes o en el taller.

Compartir el artículo

stats