Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Urbanismo municipal a la carta

Corbera y Almussafes anuncian que los ciudadanos elegirán el diseño de plazas e inmuebles públicos - En Alzira, Carlet o Algemesí los vecinos ya han opinado sobre los presupuestos y han ordenado la prioridad de las inversiones de 2016

Urbanismo municipal a la carta

Urbanismo municipal a la carta

La palabra «participativo» se ha instalado en algunos consistorios de la Ribera. Opinar sobre la gestión de los presupuestos de 2016 o pedir a través de una aplicación de mensajería móvil la mejora de un servicio municipal son formas de participación ciudadana que se están poniendo en práctica en varias localidades de la comarca.

Los ayuntamientos han roto con los sistemas tradicionales apostando por dotar al pueblo con cierto poder de decisión más allá de las urnas. Sin ir más lejos, los vecinos de Carlet, l´Alcúdia, Alzira y Algemesí ya realizaron sugerencias de cara a los proyectos que acometerán sus consistorios con sus impuestos. Ahora los ciudadanos de Corbera y Almussafes serán quienes decidan el nuevo diseño de la Plaça Major y el uso de la Casa Ayora, respectivamente.

La Plaça Major de Corbera

El Ayuntamiento de Corbera, a propuesta del PP, ha iniciado un proceso de participación ciudadana para reformar este enclave situado en el centro de la localidad. El plan municipal, que recibe el nombre de «La Nueva Plaza», contempla dos objetivos: obtener un programa de necesidades extraído de la opinión de los usuarios y coordinarlo desde las sensibilidades histórica, arquitectónica, funcional y económica. El proceso de toma de decisiones se prolongará durante 2016.

El 12 de enero se inicia el proyecto con una exposición pública y el 9 de febrero se celebrará una reunión abierta donde los vecinos darán a conocer sus propuestas; además, los ciudadanos también podrán hacer llegar sus ideas hasta el 31 de marzo por registro de entrada o correo electrónico.

En abril se formará una Comisión de Trabajo que se encargará de coordinar las aportaciones planteadas por la ciudadanía. La comisión estará formada por cinco representantes de las asociaciones locales, dos ciudadanos que no pertenezcan a ningún colectivo, un representante de cada partido político, un técnico municipal y el concejal de Urbanismo. Este grupo de trabajo reunirá y seleccionará todas las sugerencias.

Llegado el mes de junio se trabajarán hasta tres propuestas que recojan los aspectos estimados por la comisión. Finalmente, el 2 de septiembre se expondrán públicamente las opciones trabajadas y se difundirán entre la ciudadanía para que se pueda elegir una de las propuestas a través de una votación popular abierta del 19 de septiembre al 31 de octubre.

La opción ganadora se publicará y será la base del proyecto de reforma de la Plaça Major de Corbera. Esta iniciativa ha recibido el apoyo de todos los grupos políticos del consistorio corberano (Compromís, PP y PSPV) y el equipo de gobierno contemplará esta reforma en los próximos presupuestos.

La Casa Ayora de Almussafes

El Ayuntamiento de Almussafes convocará, durante el primer semestre del próximo año, una consulta popular para emprender dos de los grandes proyectos urbanísticos que se ejecutarán durante la presente legislatura. La rehabilitación de la Casa Ayora, vivienda histórica adquirida por el consistorio municipal en el año 2005 para albergar en la misma el nuevo ayuntamiento y la peatonalización de la Plaza Mayor, punto neurálgico del centro histórico de la localidad que se pretende convertir en una zona de referencia comercial.

Las cuentas generales del 2016, recientemente aprobadas por el ayuntamiento, consignan 60.000 euros al desarrollo de este plan de participación ciudadana, si bien el desarrollo y ejecución posterior de los proyectos finalmente elegidos contarán con una subvención de la Diputación de Valencia.

La Concejalía de Participación Ciudadana, dirigida por el edil Andrés López, se prepara para emprender, durante el primer semestre de 2016, un concurso de ideas que permitirá que los propios vecinos decidan la funcionalidad futura de la Casa Ayora.

Se trata de un edificio señorial histórico, ubicado en la calle Mayor del municipio, que el Ayuntamiento compró a la familia propietaria hace una década para construir en el mismo la nueva Casa Consistorial.

«Serán nuestros ciudadanos, a través de las nuevas tecnologías de la comunicación, la APP ciudadana que activaremos en breve y la sección de participación ciudadana de nuestro portal municipal, los que nos aportarán sus ideas en cuanto a los servicios municipales que se podrían prestar en el edificio de titularidad municipal» comenta el concejal Andrés López.

Los vecinos también opinarán sobre el proyecto de peatonalización de la Plaza Mayor, espacio situado en pleno centro histórico que integra la Torre Árabe Razef, la Iglesia Parroquial San Bartolomé y algunas edificaciones de relevancia local, intervención que incluirá la eliminación de sus barreras arquitectónicas del entorno.

Compartir el artículo

stats