Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Consell acepta que las empresas no eleven más sus naves para prevenir riadas

La Generalitat busca unificar criterios sobre la interpretación del Patricova tras exigir el Ayuntamiento de Alzira un recrecimiento de 80 cm en el solar - Territorio defiende que el Pla ya se ajustó a un plan de inundabilidad

El Consell acepta que las empresas no eleven más sus naves para prevenir riadas

El Consell acepta que las empresas no eleven más sus naves para prevenir riadas

La Conselleria de Obras Públicas y Vertebración Territorial no considera necesaria una nueva elevación de las parcelas en el parque empresarial El Pla de Alzira para autorizar la construcción de naves al tratarse de una zona urbana ya evaluada cuando se aprobó en 2006 un plan de inundabilidad específico que establecía unos requisitos a los que se ajustó la urbanización. Ésta fue la principal conclusión de la reunión mantenida la semana pasada por una representación de la Asociación Empresarial de Alzira con altos cargos y técnicos de la conselleria que dirige Mª José Salvador tras el cruce de declaraciones sobre las limitaciones que el nuevo Patricova impone en Alzira. El director general de Ordenación del Territorio, Urbanismo y Paisaje, Lluís Ferrando, también se comprometió a convocar una reunión con los técnicos municipales para «unificar criterios» al detectar que el origen del malestar de los empresarios arranca de una interpretación de un artículo diferente a la que realizan los técnicos de la conselleria.

Villalba aclaró que fue precisamente el requerimiento a un empresario para que levantara otros 80 centímetros la parcela que había adquirido en El Pla lo que provocó su indignación y le llevó a cargar contra el nuevo plan de defensa contra inundaciones, que calificó como una «aberración con mayúsculas para Alzira» que perjudicaba «el progreso y el bienestar de la ciudad». El propio subsecretario de la conselleria, Francesc Signes, salió al paso de estas críticas para defender que el Patricova permite crecer «de forma sostenible» y participó posteriormente en la reunión con la delegación de la AEA para tranquilizar a los empresarios.

Fuentes de la conselleria detallaron que, en este caso, al tratarse de suelo urbano, el Patricova asigna a los ayuntamientos la potestad de fijar las condiciones para minimizar los riesgos de inundación y que, en principio, nada tendrían que decir, pero señalaron que el requerimiento de elevar otros 80 centímetros se basa en un artículo que los técnicos de la conselleria consideran que no sería de aplicación en sectores que, como el nuevo polígono industrial de Alzira, cuentan ya con un plan de inundabilidad y se han ajustado a los requisitos que éste estableció en su momento y que, entre otros, contemplaba la elevación de las parcelas 1,5 metros sobre la situación original. «Eso ya cumple los requisitos que impuso la conselleria», indicaron, mientras detallaban que en la reunión se acordó propiciar una reunión con los técnicos del Ayuntamiento de Alzira para tratar de unificar criterios sobre la interpretación del Patricova.

El presidente de la Asociación Empresarial de Alzira, Pepe Villalba, se mostró más tranquilo tras recibir las explicaciones de la Conselleria de Ordenación Territorial ya que, según dijo, la reunión había servido para aclarar «un malentendido» y confirmó el acuerdo de convocar una reunión «a tres bandas» en la que también participe el ayuntamiento para unificar criterios. Villalba defendió que el parque empresarial El Pla cumple los requisitos que se fijaron para que se pudieran conceder licencias «y no tiene por qué haber mayores problemas».

Villalba negó que sus críticas al Patricova justo después de una reunión con la presidenta regional del PP, Isabel Bonig, fueran producto de la información que la había facilitado sobre el plan contra inundaciones la también exconsellera de Territorio: «La información que yo tengo es la que me facilitan los empresarios, no el PP», defendió.

Compartir el artículo

stats