Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cuatro de cada cinco municipios no registran ventas de casas por estrenar

El 85 % de las 533 transacciones que la Ribera contabiliza en el tercer trimestre son de segunda mano

Una finca de Tulell reflejada en el escaparate de una inmobiliaria.

Una finca de Tulell reflejada en el escaparate de una inmobiliaria. x. f.

Veintiseis municipios de la Ribera no registraron en el tercer trimestre del año ninguna compraventa de viviendas de nueva construcción -el único mercado con relativa actividad es el de la vivienda usada- mientras que en otros once tampoco se formalizó ninguna transacción con pisos o casas de segunda mano, lo que implica que en 37 de los 45 puebl0s no se vendió entre julio y septiembre ninguna casa nueva, según los datos publicados ayer por el Ministerio de Fomento, que reflejan que el mercado inmobiliario no da señales de recuperación en la comarca.

El último informe trimestral computa un total de 533 transacciones en la Ribera, lo que representa un descenso del 20,81 % respecto del trimestre anterior, en que se había alcanzado con 673 compraventas el mejor registro en los últimos dos años y medio, y un ligero repunte si se toma como referencia el mismo perído del año pasado, cuando el ministerio contabilizó 506 operaciones inmobiliarias.

Las estadísticas revelan que el mercado de la vivienda de segunda mano es el que concentra la mayor y casi única actividad, ya que las 451 operaciones que se contabilizan entre julio y septiembre representan un 85 % del total -en trimestres anteriores se había superado incluso esta cifra llegando a principios de año a un 92 %- y que son los municipios costeros los que registran el mayor número de operaciones. Valga como ejemplo que Cullera y Sueca suman 185 transacciones, prácticamente el 35 % de todas las compraventas formalizadas en el tercer trimestre. Otro dato reseñable es que únicamente diez de las 533 operaciones corresponden a viviendas de protección pública, frente a la gran mayoría de inmuebles de renta libre.

Cullera, pese al importante descenso del 25 % respecto al último dato publicado por el ministerio -ver tabla adjunta-, sigue siendo la ciudad con mayor número de transacciones, 108 en total, que se circunscriben casi exclusivamente al mercado de la vivienda usada (98 %) ya que sólo dos corresponden a viviendas de nueva construcción. El mercado presenta menos altibajos en Alzira, que se mantiene con un volumen de compraventas más que discreto a lo largo de todo el año -la media trimestral se sitúa por debajo de las 70 viviendas- y ocupa el tercer lugar en el ránquing de municipios con mayor número de operaciones por detrás de Sueca (77). La capital de la Ribera Alta suma apenas 202 operaciones en los primeros nueve meses del año, el segundo peor registro en el acumulado anual desde el comienzo de la crisis, ya que sólo supera las 194 trasacciones que se contabilizaron el año anterior en este mismo período.

El tercer trimestre del año ha sido malo para el sector inmobiliario ya que únicamente mejoran los datos del ciclo anterior, y además de forma muy tímida, una docena de pueblos -Albalat, l'Alcúdia, Alginet, Antella, Corbera, Fortaleny, Guadassuar, la Pobla, Polinyà, Sant Joanet, Sollana y Sumacàrcer- mientras que los 33 restantes ofrecen registros inferiores y, en algunos casos, con caídas muy pronunciadas como en Alberic, Almussafes, Favara o Real.

Compartir el artículo

stats