Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dos investigadores estudian en Alginet el apareamiento de 5 horas de la babosa

Cinco ejemplares fueron alimentados en el terrario con lechuga y zanahoria - Competían por llegar a un recipiente con agua, en el que pasaban hasta dos horas - Se examinaron hasta seis cópulas

Los investigadores del Museu Valencià d´Història Natural de Alginet Alberto Martínez Ortí y Vicent Borredá González han estudiado con detalle la conducta, especialmente la cópula, de la babosa hermafrodita Drusia alexantoni, descubierta hace tres años por los mismos autores en Marruecos y han podido certificar que la duración media del proceso de apareamiento de estos animales es de cinco horas y media.

El último número de la revista Iberus, editada por la Sociedad Española de Malacología, da cuenta de la investigación realizada en el museo, en cuyo terrario mantuvieron varios ejemplares en cautividad para observar, fotografiar y grabar en vídeo durante cuatro meses la evolución de las babosas. El estudio se prolongó hasta que murieron los cinco ejemplares inmaduros de Drusia que se recogieron en los primeros días de enero en Marrakech y Essaouira. Se les alimentó fundamentalmente con lechuga y zanahoria, alimentos que comían sin dificultad.

Las cópulas de las babosas pueden llegar a ser muy espectaculares y prolongadas. Es una fase compleja en la vida de estos animales y puede durar desde menos de un minuto hasta muchas horas, comprendiendo las maniobras para posicionarse, la estimulación, la adhesión y la transferencia de esperma uni o bidireccionalmente.

Se observaron diversas cópulas. Seis de ellas fueron examinadas completamente, incluso fotografiadas o filmadas a lo largo de los cuatro meses que permanecieron en cautividad en el Museu Valencià d´Història Natural. Las fechas de las cópulas completas observadas correspondían a los días 1, 6, 11, 18 y 21 de febrero, y el 10 de marzo. Y las duraciones de cada una de ellas oscilaban entre las cinco y las cinco horas y media.

La investigación llevada a cabo en Alginet permitió documentar las 5 horas y 30 minutos de duración que emplearon en la cópula dos ejemplares que se unieron introduciendo sus penes en los respectivos orificios genitales y permanecieron unidos girando entre sí hasta una hora y media. Ninguno de los ejemplares puso huevos después. Posiblemente la cópula no fue completa o no la finalizaron con éxito.

El estudio también registró la tendencia de las cuatro babosas a introducirse en un recipiente con agua. Competían por llegar primero, llegando a permanecer hasta dos horas en su interior, como tomando un baño. La muerte de los 4 ejemplares se produjo a lo largo de la misma semana tras sacarse el tubo digestivo por la boca.

Compartir el artículo

stats