Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los herederos han barajado su recuperación

El poblado de Berfull está abandonado aunque, en ocasiones, se pueden ver caballos en su interior o restos de algún «botellón». No obstante, algunos herederos han comunicado al ayuntamiento los contactos mantenidos con grupos inversores para plantear la recuperación del mismo con fines residenciales o turísticos. Un primer proyecto diseñado para pensionistas noruegos no llegó a fructificar. La última visita la realizaron a principios del verano para evaluar el estado del conjunto. p. f. alzira

Compartir el artículo

stats