Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alginet

Los Lagos desconfía de la voluntad del consistorio de cerrar un conflicto de 40 años

Los vecinos consideran que el ayuntamiento solo «aparenta» que quiere solventar el problema Esperarán antes de tomar acciones legales

Los vecinos de la urbanización de Los Lagos no tienen fe alguna en que el Ayuntamiento de Alginet ponga fin a su problemática de cuarenta años. El consistorio ha licitado recientemente un contrato de servicio para la redacción de un programa de actuación que permita modificar el plan parcial, realizar un estudio de impacto ambiental y reparcelar la colonia. El portavoz de los residentes, Paco Brocal, tras analizar con los vecinos la adjudicación y la información adelantada por Levante-EMV ha expresado que este anuncio «supone un nuevo intento del ayuntamiento de aparentar que intenta solucionar nuestra situación más que buscar un desenlace del conflicto».

Malestar vigente

El malestar entre los vecinos sigue vigente. La quiebra del agente urbanizador en la década de los 70 dejó inacabada la colonia de Los Lagos. Desde entonces sus quejas y reivindicaciones han sido numerosas, todas ellas con un único propósito: poner fin al conflicto. Pese a ello, el reciente anuncio sobre la puesta en marcha de la redacción de un nuevo proyecto no convence a los residentes. Expresiones como «mentiras», «tomaduras de pelo» o «falta de credibilidad» forman parte del discurso vecinal a la hora de definir la actuación del ayuntamiento tanto estos años como en la actualidad.

«En el pasado, el ayuntamiento ya hizo pequeñas actuaciones como estas, que en la práctica no solucionan nada y sólo sirven para que, de cara al TSJ, parezca que están haciendo algo y así no les llame atención», ha manifestado Brocal. Sobre la redacción del nuevo proyecto, el portavoz vecinal ha calificado de «aberración» que se plantee una modificación del plan parcial: «No comprendo la necesidad de reparcelar, se trata de una urbanización ya consolidada, de todas formas no podemos hacer mucho en estos momentos, hasta que no veamos un poco más sobre el tema no podremos ver qué opciones legales tenemos al respecto».

En ese sentido, cabe recordar que el TSJ dio al consistorio de Alginet un plazo de dos meses para presentar el proyecto de urbanización que propiciara la conclusión de las obras del complejo residencial. Del mismo modo, ante una situación similar en 2014 la Justicia ya resolvió que el ayuntamiento no incurría en actividad, pese a la denuncia vecinal que insistía en que no se había llevado a cabo el proyecto de urbanización aprobado en 1996. Precisamente, a día de hoy, los vecinos siguen considerando ese proyecto como válido y aseguran que debería ser el que siguiera el ayuntamiento.

«Nula inversión»

Según los vecinos, en todos estos años «el ayuntamiento nunca ha invertido en esta urbanización, cada año recoge más de un millón de euros de IBI y después no vemos que tenga repercusión directa aquí; vendieron varias parcelas sacando dos millones de euros y tampoco los dedicaron a mejorar la urbanización», sentencia el portavoz vecinal.

Compartir el artículo

stats