Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La alcaldesa de Favara sustituye al de Corbera al frente de la Mancomunitat

? Jordi Vicedo deja el cargo por falta de tiempo y le sucede Oro Azorín con la intención de mantener la misma acción política ? Acuerdo unánime entre los representantes de Compromís, PSPV y EU

Azorín y Vicedo se abrazan tras el acuerdo.

Azorín y Vicedo se abrazan tras el acuerdo. levante-emv

La Mancomunitat de Municipis de la Ribera Baixa cuenta desde el martes por la noche con una nueva presidenta. En la reunión celebrada en la sede de la mancomunidad ubicada en Sueca se decidió por unanimidad de todos los municipios que la integran (la totalidad de la Ribera Baixa exceptuando Cullera) que la nueva presidenta fuese la alcaldesa de Favara, Oro Azorín, que accede al cargo en sustitución de Jordi Vicedo, alcalde de Corbera y que deja el cargo por falta de tiempo para asumir las diferentes representaciones que asumía.

Esta elección de presidenta fue motivada porque el anterior presidente y alcalde de Corbera, Jordi Vicedo, había anunciado hace unos meses su renuncia al cargo por motivos laborales y por tanto forzó un entendimiento para buscar sustituto o sustituta. «Tenía un problema de tiempo que me hace dar un paso atrás pero cuento con el compromiso de Azorín de seguir con el proyecto que empezamos. Evidentemente ella tendrá su manera de ser pero la línea es la misma», adujo ayer Vicedo.

Después de intensas negociaciones entre las tres fuerzas políticas representadas en el ente comarcal de la Ribera Baixa (Compromís, PSPV-PSOE y Esquerra Unida) se llegó al acuerdo unánime de apoyar a la actual alcaldesa de Favara, Oro Azorín, como presidenta de la entidad.

Una de las principales novedades que tendrá la llegada al cargo de la nueva presidenta será el de realizar un cambio en los estatutos para ampliar los cargos de la actual junta directiva, con una nueva presidencia que iría a parar a manos de un representante socialista de la comarca.

Hay que destacar que en la votación del pasado martes por la noche, por problemas de agenda, ni el alcalde de Almussafes, Toni González, ni el representante autorizado en el ente pudieron acudir por problemas de agenda, pero sí que tuvo representación, mostrando su conformidad y apoyo a la candidata, aunque sin capacidad de votar en esta reunión en la que se decidió la elección de Oro Azorín.

La ya presidenta de la Mancomunitat de la Ribera Baixa se mostraba «muy ilusionada ante este nuevo reto, con muchas ganas de trabajar para que todos los que estamos aquí podamos sacar adelante los proyectos que nos hemos estado marcando en esta nueva legislatura».

La Mancomunitat de la Ribera Baixa está formada por Almussafes, Sollana, Benicull, Favara, Llaurí, Fortaleny, Sueca, Riola, Corbera, Albalat y Polinyà del Xúquer, y quedó al margen de la misma Cullera por la decisión del anterior alcalde Ernesto Sanjuán de salir de la entidad.

Compartir el artículo

stats