Los luchadores de la Ribera siguen aportando alegrías en forma de medallas en prestigiosos torneos nacionales e internacionales. Esta vez se tradujo en el cetro autonómico valenciano. La ciudad de Sant Vicent del Raspeig, en la provincia de Alicante, acogió recientemente el Campeonato de la Comunitat Valenciana de kick-boxing. Dos integrantes de la entidad deportiva de Almussafes Yoko-kan, Marcos Sanchis y José Montero, se hicieron con el oro y la plata, respectivamente, acompañados por su entrenador y presidente del club, Óscar Rodríguez. Con el primer puesto en el podio, Marcos Sanchis obtuvo el pasaporte para el Campeonato de España, que se disputará en Toledo el 17 y el 18 de junio.

«Estoy muy contento con el magnífico trabajo de Montero y Sanchis», afirma el preparador. «Esta competición autonómica es muy exigente y no resulta nada fácil lograr una medalla porque nuestros rivales son luchadores fuertes. Ahora debemos seguir trabajando duro», sostiene.

Tras superar unos combates inmejorables en los que José Montero se adjudicó la plata y Marcos Sanchis se impuso en la final, el club deportivo Yoko-kan de Almussafes sumó dos éxitos más a su brillante trayectoria en esta disciplina y pudo revalidar los trofeos conseguidos en el mismo torneo el año pasado.

A partir de ahora, la entidad se prepara afrontar los próximos retos de su calendario deportivo, entre los que destaca el encuentro nacional que acogerá la ciudad de Toledo el tercer fin de semana de junio, una de las citas más importantes del año.