Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La película rodada en Alzira y Alberic llega a los cines

El film histórico «Neckan» se estrena el 3 de marzo tras el éxito de la crítica del Festival de Alicante - La historia se ambienta en el protectorado de Marruecos durante los años 50

La película rodada en Alzira y Alberic llega a los cines

La película rodada en Alzira y Alberic llega a los cines

Hubo un día en que Alzira y Alberic simularon ser, durante varias jornadas, Marruecos. Al menos de manera figurada y durante el rodaje de la película «Neckan». Tras años de duro trabajo el film dirigido por Gonzalo Tapia y que cuenta con escenas grabadas en las dos localidades ribereñas verá por fin la luz en los cines españoles y llegará a la gran pantalla el próximo 3 de marzo. Durante el proceso de producción, fuertemente vinculado a la Comunitat Valenciana, también se utilizaron enclaves de Moncada.

La película tuvo su primer pase en el World Film Festival de Montreal y recibió, además, el galardón de la crítica en el Festival de Alicante. Tras ambos periplos, el largometraje está listo para recibir al gran público. El film se remonta a los años 50, al final del protectorado español de Marruecos, donde «un mensaje anónimo cambia definitivamente la historia de un joven abogado perteneciente (aunque de manera adoptiva) a una influyente familia franquista», así lo explica su sinopsis. La narración aborda una investigación sobre niños robados.

Por Alzira y Alberic pasó, además de Tapia, un amplio elenco de actores y actrices de gran fama tanto en la gran como en la pequeña pantalla española. Entre ellos destaca Pablo Rivero, quien interpreta el papel de Santiago, el joven protagonista que llega a Tetuán para encontrar a una familia que podría ser la suya, después de que varias semanas antes alguien le hiciera llegar un anónimo junto a una fotografía. El actor español es de sobra conocido por su papel de Toni en la serie «Cuéntame», fija en la parrilla de la televisión pública durante años.

Además de Rivero, el reparto está formado por Hermann Bonnin («A la soledat»), Natalia Plasencia («El sueño de Iván»), Manuel Manquiña («Lobos de Arga»), Abdelatif Hwidar («Buscando el Norte») y Roberto Álvarez («2 francos, 40 pesetas»). Todos ellos dan vida a los personajes plasmados en el guion por Michel Gaztambide, galardonado con un Goya por su trabajo en «No habrá paz para los malvados».

Según ha explicado la distribuidora, la película avanza por «un camino sorprendente e inesperado» pero la misión del protagonista «no será fácil y personajes misteriosos como el alemán y una bella joven le llevarán a enredarse en una trama llena de suspense».

La película supone el regreso de Tapia al largometraje, ya que tras su ópera prima, «Lena» (2001), tan solo había participado en dos documentales: «Madrid 11-M: Todos íbamos en ese tren» y «Las misiones pedagógicas de la II República Española».

Tetuán ribereño

El set de rodaje visitó las localidades de la comarca durante el mes de septiembre de 2013. Fue entonces cuando la transformación se llevó a cabo y el bar Musical de Alberic pasó a ser el restaurante Alhambra, con sus paredes repletas de carteles de las ferias taurinas de Málaga; una estancia de la

deshabitada casa de «Rafaelet»,

próxima al ayuntamiento, pasaba a ser la habitación de un hotel de Tetuán y también la plaza de la Constitución y varias calles del casco antiguo de Alberic ayudaron a «falsear» esta ciudad del norte de Marruecos cuando, en el año 1956, aún era la capital del protectorado español en este país aunque muchos eran los españoles que se disponían a regresar a la península.

Cuando la productora Gaia Audiovisuals desembarcó en Alberic ya lo tenía todo pensado y el bar Musical iba a ser uno de los lugares con mayor relevancia para el desarrollo de la película ya que, según explicó en su momento, «varias localizaciones encajaban en secuencias del guión, que eran fáciles de ambientar y estaban cerca unas de otras».

El rodaje se prolongó en Alberic durante unas dos semanas, aunque durante dos días también se grabaron varias secuencias de la película en la Gallera de Alzira, que se transformó en la recepción del hotel en el que se aloja Santiago durante el desarrollo de la trama.

Fue entonces cuando el equipo de rodaje se marchó de tierras ribereñas camino a las africanas, concretamente a la propia Tetuán, donde filmaron algunos exteriores. Pero aunque se llevaron la magia del cine a Marruecos, ahora más de un espectador ribereño podrá acudir a una sala de cine y señalar con el dedo la pantalla durante las escenas tanto del hotel como del restaurante y decir a su acompañante que ha estado exactamente en esos mismos lugares.

Compartir el artículo

stats