Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rafelguaraf se ve forzada a tapiar el arco del poblado medieval para evitar el desplome

El ayuntamiento decide consolidar el acceso almenado tras el deterioro provocado por los últimos episodios de lluvias - El CVC alerta del riesgo y se ofrece a mediar entre las instituciones y los propietarios para conservar el recinto amurallado de Berfull

Rafelguaraf se ve forzada a tapiar el arco del poblado medieval para evitar el desplome

Rafelguaraf se ve forzada a tapiar el arco del poblado medieval para evitar el desplome

Los sucesivos episodios de lluvias de los últimos meses han agravado el deterioro del poblado medieval de Berfull hasta el punto que la advertencia de miembros del Consell Valencià de Cultura (CVC) que han detectado nuevos daños en el arco almenado de la entrada llevará al Ayuntamiento de Rafelguaraf a tapiar este acceso principal para, por un lado, evitar la desaparición de uno de los elementos más valiosos del conjunto y a la vez el más identificativo y, por otra, para que tenga un efecto disuasorio ante la posible entrada de curiosos debido el riesgo que conlleva el estado de ruina que presenta Berfull.

La alcaldesa de Rafelguaraf, Rafaela Aliaga, que días atrás mantuvo una reunión con miembros del Consell Valencià de Cultura, comentó que fue uno de sus integrantes, Jesús Huguet, quien le alertó de que tras las últimas lluvias «se había abierto un poco la piedra del arco de entrada» y le aconsejó que se tapiara para evitar un posible desplome. Aliaga señaló que el arquitecto municipal visitó el jueves Berfull y confirmó que existe un riesgo de que el arco se desprenda por lo que, según dijo, en los próximos días los operarios municipales procederán a tapiar el mismo para protegerlo. La alcaldesa señaló que había intentado contactar con los herededores que ostentan la propiedad de Berfull para comunicarles la recomendación del CVC y la intención de actuar sobre el arco almenado, aunque hasta ayer esta comunicación no se había producido.

La secretaria de la Comisión de Legado Patrimonial del Consell Valencià de Cultura, Glòria Marcos, aprovechó el pleno celebrado en Algemesí a finales de noviembre para alertar del grave deterioro que presenta este conjunto medieval que está declarado Bien de Interés Cultural (BIC) y dar cuenta del acuerdo adoptado previamente en esa misma comisión por el que el CVC se ofrecía a mediar entre las instituciones y los titulares para propiciar una solución que evite la desaparición de este antiguo poblado morisco.

Rafaela Aliaga confirmó tras la reunión mantenida esta semana el interés del Consell Valencià de Cultura por frenar el deterioro de este singular recinto amurallado en el que a lo largo de una calle se localizan 23 viviendas, una casa señorial y una iglesia y su voluntad de ejercer una mediación entre los propietarios y las instituciones para propiciar una intervención que permita al menos consolidar el conjunto y poder trabajar en la recuperación. La alcaldesa recordó que la cesión al ayuntamiento que en su momento plantearon los titulares no se llegó a materializar y que al tratarse de una propiedad privada el ayuntamiento no puede invertir, si bien sí realizará esta pequeña obra de tapiado del arco para evitar daños mayores en caso de que se registren nuevas lluvias. «Berfull está completamente en ruinas, pero van a intentar salvarlo», comentó Aliaga tras la reunión con el Consell Valencià de Cultura. La alcaldesa mostró su preocupación por la posible entrada de curiosos y el riesgo de derrumbre de numerosos inmuebles y recordó que había solicitado a los propietarios que vallaran el poblado y pusieran un cartel visible prohibiendo el paso, aunque ningunda de las peticiones han atendido. El tapiado de la puerta principal considera que puede disuadir a las personas que se acerquen, a la vez que consolidará el arco.

Compartir el artículo

stats