Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Carlet subvenciona el viaje al hospital a los jubilados ante el déficit del transporte público

? El ayuntamiento ofrece bonos de diez trayectos ante las dificultades de desplazamiento de algunos vecinos ? Se pueden pedir durante todo el año

Carlet subvencionará a los mayores de 65 años y a las personas en situación de incapacidad permanente absoluta el transporte en autobús al Hospital de la Ribera. De este modo, el ayuntamiento renueva su compromiso de ayudar al colectivo de jubilados y pensionistas más vulnerable conciente de que el déficit de transporte público dificulta más el acceso a la atención sanitaria especializada. Acceder por tren al centro hospitalario es imposible para la mayor parte de los ciudadanos de la comarca y la red de autobuses, además de escasa, ofrece una frecuencia de paso muy poco operativa.

Las subvenciones habilitadas por el Ayuntamiento de Carlet sirvieron el año pasado para pagar unos 500 desplazamientos, tanto de la localidad al centro hospitalario como en el sentido inverso. La ayuda económica que ofrece el consistorio a los vecinos es en forma de bono de diez viajes y pretende tanto fomentar el transporte público como solventar las dificultades que tienen algunos vecinos para desplazarse haciendo uso de un vehículo propio.

Ls ayudas al transporte al hospital se asignan a personas que cumplan una serie de requisitos. Uno de ellos es estar incluido en el grupo de población al que va dirigida la ayuda (mayores de 65 y pensionistas). En ambos casos, no obstante, se requiere también que figuren en el padrón municipal con anterioridad al 1 de enero de 2017 y que no tengan deudas en periodo ejecutivo con el consistorio.

El dinero se concede en forma de bono de diez viajes, en paquetes de cinco de ida y otros cinco de vuelta, o bien para trayectos sencillos. Igualmente, según explicó ayer la concejala de Servicios Sociales, Lola Navarro, «se puede optar a la subvención en cualquier momento del año, no existe un periodo definido para solicitarla». Al final de cada mes, la empresa que cubre la línea de transporte al hospital pasa al ayuntamiento la relación de los viajes realizados en dicho periodo y los cobra directamente de las arcas municipales. Si el usuario del bono agota los trayectos o lo pierde no podrá volver a solicitar la ayuda hasta la siguiente convocatoria. Igualmente, cabe destacar que los bonos son personales y, por tanto, no se pueden transferir a terceros.

La propia edil reconoce que el problema que afecta a muchas localidades de la comarca: «Hay un número considerable de personas que no pueden o no saben conducir, que dependen de que sus familiares les puedan llevar al hospital, así que tratamos de facilitarle el desplazamiento».

Compartir el artículo

stats