El Ayuntamiento de Alzira ha dejado patente su intención de mejorar la Murta en lo que es una apuesta por el paraje natural. El edil de Recursos Humanos, Iván Martínez, y el presidente de la Associació d'Amics de la Murta, Xavier Blasco, se reunieron ayer para charlar sobre las inquietudes de la agrupación con respecto al espacio verde alcireño. Fruto de este encuentro, Martínez anunció que se ha cubierto una quinta plaza de trabajador medioambiental, recordando que ésta fue suprimida en la pasada legislatura.

Del mismo modo, el departamento de Idea ha homologado la Murta para realizar talleres ocupacionales; de hecho, este año ha solicitado dos talleres con contratos de un año de formación y un curso de forestal para realizar las prácticas en el entorno del paraje. El objetivo es dotar de valor y mejorar el servicio de unos elementos más característicos e importantes del patrimonio histórico y natural de Alzira. A su vez, Martínez trasladó a Blasco su compromiso por continuar con las mejoras en el futuro, entre ellas la coordinación entre las instituciones y las entidades civiles.

Precisamente, ésta es una de las mayores reivindicaciones de la agrupación que preside Blasco. Ya en octubre de 2016 el colectivo Amics de la Murta reclamó que se constituyera un patronato que aúne las distintas concejalías del Ayuntamiento de Alzira que tienen competencias en el paraje natural. La organización local consideró en aquel momento que ésta era la mejor opción a la hora de gestionar qué tipo de actividades se promueven en el espacio verde alcireño. Otra de las propuestas que la entidad local siempre ha manifestado, a la hora de poner en valor la Murta, es que el Consell realizara una de sus reuniones en dicho enclave.