Las políticas de sostenibilidad y ahorro energético llevadas a cabo por los municipios de la Ribera dan sus frutos. El Ayuntamiento de Alberic ha reducido un 70 % su gasto en combustible tras renovar la flota de vehículos municipales con varios coches y furgonetas eléctricas o híbridas, es decir, que funcionan tanto con electricidad como con gasoil. Sin ir más lejos, en un año la partida destinada a dicho concepto ha pasado de alrededor de 20.000 euros en 2016 a 6.000 en 2017, o lo que es lo mismo, más de 1.000 euros al mes de ahorro.

El consistorio que dirige Toño Carratalá compró aproximadamente hace un año los dos primeros coches de combustión eléctrica, dentro de un plan «para hacer de Alberic una ciudad más habitable en la que se apostará por medios de transporte respetuosos con el medio ambiente». El ayuntamiento también ha destinado, como ya hizo el año pasado, varias partidas de 3.000 euros para ayudar a los vecinos y vecinas que decidan sumarse a la propuesta ambientalista con la adquisición tanto de bicicletas como de coches eléctricos.

Hace unos meses Alberic se convirtió en uno de los primeros municipios valencianos en contar con una patrulla de la Policía Local respetuosa con el medio ambiente con la adquisición de varios vehículos eléctricos que ya patrullan por las calles. «Cuando decidimos apostar por los vehículos eléctricos sabíamos que no sólo era por una razón medioambiental, sino que también repercutía en las arcas del ayuntamiento. Ser respetuosos con el medio ambiente es una responsabilidad doble porque aseguramos un mundo mejor para nuestros hijos pero también hacemos una mejor gestión de los fondos públicos», ha explicado Carratalá.

La medida fue bien recibida por la población y por ello, el consistorio ha optado en las últimas semanas también por la compra de tres vehículos que permitirán completar la propuesta medioambientalista. Así, el equipo de gobierno ha adquirido un vehículo todoterreno híbrido de gasolina y eléctrico que utilizarán los agentes de la Policía Local. Para ello está dotado de un puente de señalización, con tecnología Spectralux de leds, de un solo nivel. Lleva además altavoz, micrófono para megafonía, botonera Can Bus y un remolque para transporte de animales. También se ha comprado un camión volquete de propulsión híbrida y una furgoneta eléctrica para uso del personal del almacén municipal.