Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una limpieza del río eliminará 6,5 kms de cañas para potenciar el bosque de ribera

Medio Ambiente delimita 22 tramos entre Sumacàrcer y Algemesí que se regenerarán con vegetación autóctona Se conciben como islas que frenen las plantas invasoras, propicien la dispersión de flora nativa y sirvan de refugio a la fauna

Una limpieza del río eliminará 6,5 kms de cañas para potenciar el bosque de ribera

La Conselleria de Agricultura y Medio Ambiente acometerá un proyecto de restauración de 22 tramos del cauce del Xúquer entre Sumacàrcer y Algemesí con el objetivo de eliminar las especies exóticas o invasoras como la caña (Arundo donax) y los ejemplares hembra del arce americano (Acer negundo) para sustituirlos por especies propias del bosque de ribera.

Los técnicos, tras prospectar 70 tramos del río a su paso por la Ribera, han seleccionado 22 que abarcan una superficie de 235.236 metros cuadrados -suman una longitud de 6,5 kilómetros a lo largo del río- que se conciben como «tramos-isla» en los que se recuperará la vegetación propia del cauce fluvial con el objetivo de que se conviertan en un refugio para la fauna, pero también en una barrera biológica frente a nuevas invasiones de flora exótica y en núcleos de dispersión de especies de flora nativa. La Generalitat ha licitado esta actuación por un importe de 361.557, euros y un plazo de ejecución de 39 meses, es decir, algo más de tres años.

La mayoría de los tramos que se pretenden regenerar a través de un proyecto de recuperación de hábitats de interés comunitario (LIC), en este caso el cauce del Xúquer, se concentran en curso alto del río a su paso por la Ribera, es decir, entre Sumacàrcer y Antella. En este primer tramo se acometerán 17 actuaciones mientras que las cinco restantes se localizan en Gavarda, Alberic, Alzira y Algemesí.

El portavoz de Xúquer Viu, Paco Sanz, ha destacado que se trata de la primera actuación de estas características que se realizará en el río y, si bien valora el proyecto de forma positiva ya que «está en la línea de lo que siempre hemos pedido», advierte también que se se trata de una iniciativa «modesta» especialmente si se tiene en cuenta el período de ejecución. «No podemos esperar cuatro años para que vuelvan a planificar nuevas actuaciones, hay que hacer más y contemplar también los cauces del Magro y el Albaida», comenta Sanz, que por otra parte señala que no se contempla ningún tramo en la Ribera Baixa.

El representante de Xúquer Viu ha mostrado su conformidad con los objetivos generales que plantea el proyecto, básicamente eliminar la vegetación alóctona de los márgenes fluviales «causante de la desestabilización de las riberas y de la obstaculización del desagüe» para favorecer el desarrollo de arbustos y plantas herbáceas que garanticen la estabilidad de las riberas, pero valora de forma especial la vertiente social que contempla la actuación en varios tramos -alguno de Sumacàrcer, Gavarda y Alzira- que, según dice, concibe al ciudadano como usuario del río y potencia que los residentes se acerquen al Xúquer. «No conocemos antecedentes de una intervención así, es importante pero modesta y habría que hacer más», incide Paco Sanz.

La conselleria licitó en julio esta actuación que, en base al cronograma del proyecto, prevé que las primeras intervenciones consistentes en la eliminación de cañaverales comience antes de acabar este año mientras que la plantación del bosque de ribera se realizaría en base a esta planificación entre dicimebre de 2018 y enero de 2019, cando la vegetación se encuentre en parada vegetativa.

La longitud total del cauce del Xúquer en el tramo en el que se va a intervenir es de 46 kilómetros, si bien la superficie de los diferentes tramos que los técnicos consideran que es posible restaurar varía.

Compartir el artículo

stats