29 de noviembre de 2017
29.11.2017

Bioconstrucciones y coberturas contra la exclusión

La Granja Júlia de Paterna forma a jóvenes de la Coma en el tratamiento de la paja del arroz poara diversos fines

28.11.2017 | 21:53

El «Huerto multiverso» en el que se forman desde hace más de un año jóvenes de la Coma tiene desde hace unas semanas una asignatura más: el tratamiento de la paja que genera el cultivo de arroz. La iniciativa ha partido de los responsables del proyecto, la Granja Júlia, gestionada por un colectivo de ecologistas. El grupo se planteó que era necesario incorporar esta formación al aprendizaje que reciben los jóvenes en medio de la huerta por varias razones. Por un lado, se trata de aumentar sus conocimientos de cara a futuros empleos; por otro, quieren contribuir a rebajar la contaminación que generan las quemas, y que hace días rebasó los límites en el área metropolitana de València.

Por este motivo, la veintena de jóvenes que se forma en el Huerto Multiverso de la Granja Júlia trabaja en un proyecto en el que se han utilizado 120 balas de paja del arroz proporcionadas por Acció Ecologista Agrò. Los usos que han aprendido son el de elaboración de bioconstrucciones y el de de la paja como cobertura natural para los campos.

En el primer caso, los y las jóvenes están realizando las paredes para construir un compostero de paja del arroz donde puedan realizar en el futuro el abono orgánico que utilizan en el huerto. Esta técnica que aprenden puede tener además otras aplicaciones. Además, van a levantar una cuadra para la burrita que tiene la granja y que participa en las tareas del campo. Y finalmente realizarán un gallinero.

Asimismo, en la Granja Júlia están utilizando la paja como cobertura para la tierra sobre la que se cultiva, que ejerce de capa protectora para bancales y campos. «Este sistema mantiene la humedad por lo que ahorra agua, además de ser un aporte orgánico para la tierra que la protege de la erosión», indica París.

El uso de la paja del arroz ya se puso en marcha el año pasado de forma piloto y, tras los resultados, este año se ha incorporado de forma permanente.

El proyecto de Huerto Multiverso pretende ofrecer formación a jóvenes de la Coma como alternativa a la exclusión social. Actualmente hay 20 participantes (ocho mayores de 18 años y otros doce derivados del centro de menores o en cumplimiento de sanciones en servicios a la comunidad).

Este plan, que comenzó a implantarse en septiembre de 2015, consiste en un período de formación de cuatro años en el que se han establecido cuatro módulos formativos diferentes. De este modo, el alumnado aprende actuaciones en la ribera del río Túria, vinculadas al parque natural como bio construcciones de caña. En una segunda fase (la actual) se dedica a la huerta. La tercera estará vinculada al bosque y es la agroforestal. Finalmente, la cuarta fase consiste en aprender jardinería urbana «de cara a que en el futuro puedan constituir la propia brigada de parques y jardines del barrio de la Coma». Para Luis París, la aspiración es que este futuro grupo de mejora urbana también lo sea de mediación en los conflictos de la zona.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook