30 de enero de 2018
30.01.2018

El hospital detecta 112 casos de violencia machista durante 2017

El 89 % de las mujeres sufrió maltrato psicológico y el 60 % padecieron algún daño de tipo físico

29.01.2018 | 22:57

El Departamento de Salud de la Ribera detectó 112 casos de violencia machista durante el año 2017, dentro de la aplicación del programa de cribado universal contra la violencia de género de la Conselleria de Sanitat Universal y Salud Pública. La detección de esta centena de casos positivos de violencia de género ha sido fruto del trabajo de cribado llevado a cabo por los profesionales sanitarios de los centros de atención primaria de la comarca.

Según informó ayer el hospital de Alzira, el 60 % de los casos, las mujeres víctimas de violencia de género recibieron maltrato físico, mientras que en el 89 % de los casos, recibieron maltrato psicológico; el abuso sexual se detectó en el 5 % de las víctimas de violencia de género.

Durante el año 2017, los profesionales profesionales realizaron el cuestionario para detectar y registrar posibles casos de violencia machista a un total de 5.727 mujeres. En los últimos años, el área de la Ribera se ha revelado como uno de los departamentos de salud más comprometidos de la Comunitat Valenciana en la búsqueda activa de casos de violencia de género. De ese modo, la Ribera es el primer departamento de salud de la provincia de València y el quinto de la Comunitat Valenciana en número de mujeres cribadas en 2017.

El objetivo del protocolo de cribado es fomentar la detección precoz de casos de violencia de género en mujeres mayores de 14 años atendidas en centros de salud por los profesionales sociosanitarios y actuar lo más pronto posible. Tras la detección de un caso positivo, los profesionales sanitarios de los centros de salud y servicios de urgencias hospitalarias, activan, en función de las circunstancias, los protocolos especializados con los que cuenta la Administración para proteger a las víctimas; esto es, el Centro Mujer 24 horas, los Servicios Sociales, la Policía y la Guardia Civil.

Según destacó el director del departamento de la Ribera, Javier Palau, «creemos que es obligación de las entidades sociosanitarias comprometerse en la prevención de la violencia de género, ya que constituye un atentado contra su salud y los profesionales son los primeros en poder detectarlos».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook