20 de febrero de 2018
20.02.2018
Accidente

El joven atropellado en la A-7 buscaba un móvil en el momento del accidente

Es la segunda víctima mortal arrollada en la comarca en apenas una semana

20.02.2018 | 00:52

El joven de Carcaixent de 22 años que fue atropellado la madrugada del domingo en la A-7, a la altura de Benifaió, se encontraba buscando un teléfono móvil en el momento del siniestro. Jesús Ferrando Arbona es la segunda víctima que fallece en una carretera de la Ribera en apenas una semana tras el incidente que acabó con la vida de la cullerense Andrea Mengual, de apenas 18 años. La parroquia carcagentina de la Asunción despedirá hoy al malogrado joven en una ceremonia que se espera multitudinaria.

Jesús volvía de València tras pasar la noche de fiesta con sus amigos. En un momento dado, según han asegurado fuentes de la investigación a Levante-EMV, el joven arrojó por la ventanilla del coche un teléfono móvil que, al parecer, pertenecía a uno de sus acompañantes. Este hecho ocurrió cerca de la gasolinera situada frente al cruce de Benifaió, por lo que decidieron parar el vehículo en la estación de servicio y volver sobre el camino recorrido para recuperarlo.

Sus amigos aguardaron junto al coche en la gasolinera, mientras el joven recorría a pie, en dirección contraria, la autovía para tratar de localizar el teléfono en la oscuridad de la madrugada. Diversos testimonios afirman que no llevaba el chaleco reflectante para hacerlo visible durante la noche. Mientras buscaba el móvil, un furgón que circulaba por la A-7 lo arrolló y murió en el acto. Fue el propio conductor del vehículo, que resultó ileso tras el impacto, el que paró y dio el aviso al servicio de emergencias, alrededor de las 4,20 horas de la madrugada.

El accidente se produjo en el kilómetro 361,200 de la Autovía del Mediterráneo. Allí acudieron patrullas tanto de la Policía Local de Benifaió como de la Guardia Civil de Tráfico. Asimismo se trasladó una ambulancia, cuyo personal sanitario confirmó el fallecimiento del joven de Carcaixent poco después de ser atropellado.

Los agentes encontraron, más tarde, a los amigos del joven de 22 años junto a la gasolinera situada al lado de la autovía. Allí estaban todavía estacionados. Esperaban a que Jesús regresara al no ser conocedores del fatal desenlace. Las autoridades comunicaron a los chavales el fallecimiento de Jesús y éstos relataron lo que había sucedido durante el trayecto.


Estudioso y gran deportista
Carcaixent estaba aún ayer conmocionada por lo ocurrido. Jesús Ferrando era un joven que se granjeó el aprecio y el respeto de todos cuantos le conocían. Sus amigos destacan que era una persona muy trabajadora, «un luchador con mucha fuerza de voluntad y siempre dispuesto a ayudar» a los que le pedían alguna cosa. Destacaba también por ser muy estudioso y un gran deportista. Estudió un Grado Superior en Animación de Actividades Físicas y Deportivas en Cheste y en este momento cursaba la carrera de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte en la Universitat de València. Además de eso, dedicaba su tiempo a trabajar en un bar como camarero y a tirar del carro en la charanga local «DobleP».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine