01 de marzo de 2018
01.03.2018

Arrancan las obras del canal contra inundaciones de Alzira

? Encauzará a lo largo de un kilómetro el agua de lluvia hasta el barranco de la Casella para evitar que vuelva a anegarse el barrio de Les Basses

28.02.2018 | 23:04
Presentación de las obras del canal en la sede de la asociación de vecinos del barrio.

Las obras para construir el canal interceptor que mejorará el drenaje del barrio de les Basses de Alzira arrancarán el próximo lunes. La estructura, de casi un kilómetro de longitud, evacuará las escorrentías que circulan por el Camí dels Pescadors hasta el barranco de la Casella. Para su construcción se destinará una inversión de 1,3 millones de euros y se espera que ésta acabe en nueve meses.

En esta fase se trata de captar las escorrentías superficiales que circulan por el Camí dels Pescadors mediante un canal de una longitud aproximada de 920 metros y llevarla hasta el barranco de la Casella. Según explicaron los técnicos, el dimensionado del canal se ha hecho teniendo en cuenta las futuras aportaciones de los barrancos del Respirall, Fosch, García María y de l'Arena, cuando el proyecto se desarrolle completamente en una futura segunda fase aún por concretar.

Los expertos señalaron, además, que de acuerdo con las condiciones de vertido al barranco, determinadas por la línea de energía a respetar, el derramamiento del canal se produce mediante unas compuertas basculares las cuales, en el supuesto de que el nivel de agua a la Casella llegue a las mencionadas condiciones, cerrarían para impedir el agua circulara en sentido contrario por el canal.

«Una obra que los vecinos de las Basses, Sants Patrons y Sant Judes han peleado históricamente durante muchos años. Este gobierno ha trabajado desde 2015 en hacer realidad el proyecto para proteger las avenidas de las aguas del Camí de l'Arena y que causan inundaciones en el barrio», explicó ayer el alcalde, Diego Gómez, durante la presentación de las obras, a lo que añadió: «Es un día importante para la legislatura, para este gobierno y para el del Botànic».


Dificultades técnicas

Por su parte, el edil de Gestión Urbanística, Fernando Pascual, se acordó de las críticas recibidas por la oposición con respecto a estas obras: «A pesar de que el Partido Popular ha acusado a este equipo de gobierno de que este proyecto no era posible y no era necesario, los vecinos del barrio saben de sobra lo necesario que es evitar las inundaciones que han padecido en los últimos años. Al entrar a gobernar hicimos ya una pequeña actuación y ahora venimos a culminar esa promesa que hicimos a los vecinos». Igualmente pidió disculpas porque, por dificultades técnicas, las obras se retrasaron más de lo esperado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook