13 de abril de 2018
13.04.2018

Pacma traslada a la fiscalía el maltrato animal en Alzira

El Partido Animalista pide al Ministerio Público que investigue la aparición de equinos decapitados y en descomposición en un pozo abandonado

12.04.2018 | 22:13
Los cuerpos de los equinos, antes de su extracción del pozo al que habían sido arrojados.

El Partido Animalista (Pacma) considera que tras la aparición en un pozo de Alzira de los cuerpos de tres equinos decapitados puede haber un delito de maltrato animal y se ha dirigido a la Fiscalía para que investigue los hechos y depure las posibles responsabilidades. La coordinadora de Pacma en la provincia de València, Raquel Aguilar, confirmó ayer la decisión de denunciar este macabro hallazgo ante el Ministerio Público para que intente aclarar lo sucedido con estos animales -la formación animalista tenía previsto presentar su escrito en Fiscalía ayer- y, al mismo tiempo, solicitar una reunión con el Ayuntamiento de Alzira para recabar información sobre estos hechos «y conocer qué tienen previsto hacer para que no se repitan».

Raquel Aguilar comentó que por la información que ha recogido de colaboradores de Pacma en la comarca los problemas de maltrato animal en el barrio de l'Alquerieta y su entorno «son reiterados» -en los últimos años se han localizado algunos perros con heridas supuestamente sufridas en peleas ilegales y se sospecha que también se organizan peleas de gallos-, y advirtió de que «la aparición de varios animales en un foso es muy grave».

El hedor que desprendían los cuerpos en descomposición propició que se localizaran en un pozo de un huerto abandonado junto al barrio de l'Alquerieta tres equinos decapitados. El hallazgo ha generado una gran indignación y un grupo de animalistas independientes ha convocado una manifestación contra el maltrato animal el sábado 28 de abril que, salvo que las fuerzas de seguridad enmienden el recorrido propuesto, saldrá de la ciudad deportiva ubicada en Tulell y, tras bordear el barrio de l'Alquerieta por la avenida Padre Pompilio, recorrerá las principales avenidas de la ciudad para acabar frente el ayuntamiento.

Los promotores de la protesta animan a que los participantes acudan vestidos de negro en señal de duelo y señalan como objetivo último que las autoridades tomen medidas para evitar que se repitan este tipo de acciones.

Vecinos de l'Alquerieta han expresado su malestar porque se vincule el nombre de la barriada con actuaciones que generan una mala imagen -señalan en este caso que el huerto abandonado en el que aparecieron los caballos se localiza en el vecino Torrejó- y abogaron por propiciar la convivencia y el respeto en el barrio, a la vez que condenaban las acciones de maltrato animal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook