11 de mayo de 2018
11.05.2018

FGV obliga a los vecinos a cruzar la calle ante las vías al eliminar un paso peatonal

Los operarios cierran uno de los accesos para viandantes en Alberic sin autorización municipal El alcalde alerta de que la reforma supone un grave peligro para la seguridad de los ciudadanos

11.05.2018 | 04:15
FGV obliga a los vecinos a cruzar la calle ante las vías al eliminar un paso peatonal

Las obras que en los últimos días ha ejecutado Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana en el paso a nivel en el cruce de la calle Vázquez Mella con Pizarro, en Alberic, han provocado una lluvia de críticas por parte del vecindario. En su actuación, los operarios han renovado uno de los dos accesos peatonales con la instalación de nuevas vallas,pero el otro lo han cerrado, obligando a los viandantes a cruzar la calle para buscar la otra acera antes de atravesar las vías por las que circula la red de Metrovalencia, en este caso, la línea 1. «Lo normal hubiera sido que se adaptaran los accesos peatonales de ambas aceras. Es algo lógico, aunqu han dejado una parte nueva y otra totalmente inservible. Cuando lo he visto me he puesto a reír por no llorar», comentaban algunos alberiqueños en las redes sociales.

De hecho, fue el mensaje de uno de los afectados el que alertó de lo sucedido, obligando al alcalde de Alberic, Toño Carratalá, a mediar en el asunto. Según explicó el primer edil, las reformas se han llevado a cabo de manera unilateral y sin consultar previamente al ayuntamiento. «Los técnicos municipales advirtieron a los trabajadores de FGV de nuestra oposición. Se ha procedido a cerrar uno de los cruces para viandantes, con el peligro que eso supone. Ahora, las personas tienen que bajar de la acera para pasar las vías del metro. Y muchas lo hacen por el medio, obstaculizando el paso de los vehículos».


Acciones

Carratalá se mostró ayer indignado y aseguró que han vuelto a avisar a la empresa pública de que no tenían autorización para ejecutar los mencionados cambios, exponiendo su desacuerdo. «Pensamos que es una irregularidad grave por parte de FGV y por este motivo, en los próximos días pondremos en marcha los mecanismos adecuados para que se pueda corregir este error y que todo vuelva a la normalidad. Queremos que sea un paso seguro y adecuado para nuestra población», afirmó el munícipe.

Por el momento, no van a emprender acciones legales y esperan una respuesta. «Nuestra intención es ir a las buenas para ver si reaccionan. Ellos nos han dicho que están llevando a cabo distintas obras de accesibilidad en diferentes puntos de la zona y esta es una más de ellas. De todos modos, no tiene mucho sentido. Vamos a ir viendo cómo se resuelve y si es necesaria, actuaremos de la manera que sea para encontrar una solución entre ambas partes», sentenció Toño Carratalá.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook