31 de mayo de 2018
31.05.2018

La feria modernista de Carcaixent exhibirá la vida en los barrios obreros

31.05.2018 | 12:31
Paula Lozano y el alcalde, ayer al presentar la Fira.

La exitosa Fira Modernista de Carcaixent no sólo aspira a convertirse en un polo de atracción turística sino que también tiene cierta vocación de pedagogía social. En su tercera edición, que se llevará a cabo entre los días 8 y 10 de junio, se mantiene la estructura centrada en la divulgación del patrimonio local pero se abre un camino de tematización para recrear la conquista de los derechos reivindicados por los trabajadores y mujeres, las clases sociales más desfavorecidas a principios del siglo XX.

Uno de los actos más representativos de esta temática será la recreación de una asamblea y una manifestación exigiendo unas condiciones de trabajo dignas. Como principal novedad, la concejala de Turismo, Paula Lozano, anunció una nueva ruta al barrio obrero de Les Barraques, donde se podrá conocer como era la vida de la clase trabajadora y algunos oficios ya perdidos.

La Fira Modernista incluye una variada oferta de espectáculos, gastronomía, teatro y otras muchas iniciativas desarrolladas con la colaboración de entidades, asociaciones, instituciones, empresas y establecimientos de la ciudad. Lozano concretó ayer que se duplican muchas actividades. Cifras que, según la regidora, demuestran que la ciudadanía «ha hecho suya la Feria Modernista».


Teatralizaciones en huertos

Habrá más actividades para el público familiar e infantil como el juego de pistas «El tesoro de Ribera». Otra novedad es el aumento de microescenas y teatralizaciones en huertos, casas o en la propia calle. Se repiten propuestas que tuvieron mucho de éxito como las visitas a los huertos monumentales o la recreación histórica en el Palau de la Marquesa. Se mantienen también las puertas abiertas de edificios emblemáticos como la Reial Séquia, el Asilo, la Casa Carreres y Casa Vernich. Se incorpora como novedad la visita a la Casa Magraner y el Huerto del Tacat. El Magatzem de Ribera volverá a revivir el esplendor de la naranja con una escenificación teatral y una visita guiada.

El alcalde de Carcaixent, Paco Salom, destacó ayer la participación de ochenta comercios y establecimientos con la muestra de escaparates, en la Nit de Tapes al Mercado o en las propuestas de ambientación del eje Pare Marchena/ Sant Francesc de Asís.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook