15 de junio de 2018
15.06.2018

Vecinos de Alginet esperan desde hace una semana que retiren un caballo putrefacto

El hedor que produce el cadáver en descomposición les impide abrir las ventanas Los servicios municipales de Carlet les han dado largas

14.06.2018 | 22:36
El cuerpo del caballo se encuentra en un camino rural.

El cadáver de un caballo con evidentes signos de descomposición lleva una semana en un camino rural cercano a la urbanización de Los Lagos de Alginet. Los vecinos de la zona residencial, cansados del fuerte hedor que desprende, que les impide incluso abrir las ventanas y salir a las terrazas, según relató una de las afectadas, exigen a los servicios municipales que retiren el cuerpo putrefacto. No obstante, la policía alginetense les han remitido a los agentes de Carlet, ya que el punto donde se encuentra no pertenece a su término municipal.

«Estamos cansados de que se pasen la pelota. Esto es insoportable. Allí no te puedes ni acercar y está lleno de moscas. El olor es inaguantable y no podemos salir al exterior. Cuando nos enteramos lo trasladamos a la Policía Local. Luego hablamos con la Guardia Civil y terminamos en el Seprona. Finalmente, tras averiguar que la zona pertenecía a Carlet, nos han dicho que el camión municipal está esperando a tener otro pedido por este punto para venir hasta aquí. Esto es inaudito. Ya hace días que lo hubieran tenido que retirar, pero ahí sigue desde el viernes pasado», explicó una de las perjudicadas.


Episodio repetido

Los habitantes aseguran que es el segundo caballo que aparece cerca de la zona en menos de un mes, aunque el primero se encontraba en el término municipal de Alginet y fue recogido hace unos días por la Policía Local. «El primer caso se pudo resolver sin mayores incidencias, pero ahora, que es el momento de salir a las piscinas y zonas exteriores de la vivienda, es imposible. El olor es muy fuerte y cada día que pasa más intenso», señaló la damnificada.

Este último fue encontrado cuando una vecina paseaba por la zona para averiguar de dónde provenía el hedor. Al final, junto a un campo de naranjos, encontró el cuerpo en avanzado estado de descomposición y rápidamente, decidió comunicarlo a las fuerzas del orden. «Nos prometieron que se iba a arreglar en los próximos días, pero aquí seguimos con el mismo problema. Solo queremos que retiren el cuerpo y que termine este hedor insoportable», sentenció.

Por el momento, se desconoce quién es el propietario de los dos animales, por lo que los ayuntamientos son los competentes para eliminar los restos. Los agentes investigan los hechos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine