23 de junio de 2018
23.06.2018

El ayuntamiento alcireño abre una investigación sobre la muerte masiva de gatos

Se busca determinar si se trata de un envenenamiento intencionado o accidental Los vecinos cifran en más de veinte los felinos fallecidos

22.06.2018 | 23:47
El ayuntamiento alcireño abre una investigación sobre la muerte masiva de gatos

El Ayuntamiento de Alzira abrirá una investigación para intentar determinar si el envenenamiento masivo de gatos en el barrio de la Graella ha sido intencionado o accidental. El alcalde, Diego Gómez, anunció ayer en una visita a esta barriada para presentar el proyecto de un nuevo acceso peatonal, que se ha pedido a la empresa concesionaria del servicio de desratización y control de plagas que inspeccione la zona que suelen ocupar estos felinos en la falda de la Muntanyeta por si quedaran restos de veneno que permitan confirmar que se trata de una acción premeditada y que el goteo de muertes no ha sido producto de algún alimento en mal estado que hayan podido ingerir los animales o como consecuencia de alguna fumigación realizada en el entorno y, por tanto, de algo fortuito.

Gómez admitió que la situación denunciada por los vecinos resulta «muy extraña» y comentó que si se confirmara que alguien ha depositado veneno de forma deliberada «se trata de un desaprensivo que sabe perfectamente lo que está haciendo».

Varias vecinas de la Graella que se encargan habitualmente de alimentar y atender a esta colonia felina han denunciado la muerte de más de veinte animales en los últimos días y, en base a los síntomas que mostraban -vómitos, diarreas, convulsiones y maullidos de dolor-, no tienen duda de que se trata de un caso claro de envenenamiento. Esta situación se ha producido cuando más numerosa era la colonia después de que se incorporaran varias camadas nacidas con pocos días de diferencia. De hecho, más de la mitad de los gatos que han aparecido muertos son crías, según la estimación de estas residentes en la Graella.


Plan de esterilización

Diego Gómez comentó que ésta era una de las 35 colonias de gatos identificadas en el mapa elaborado por la protectora local Lacua, con la que el ayuntamiento firmará en breve un convenio para desarrollar un plan de esterilización con el objetivo de mantener un control de la población felina. Éste comenzará con la localizada en el entorno de la Universidad Católica, con la perspectiva de ampliar progresivamente esta actuación. El alcalde comentó que, en el caso de la Graella, la situación que denuncian los vecinos se ha adelantado a cualquier actuación, y recordó que el plan que se pretende impulsar contempla la expedición de unos carnés para las personas que cuidan estas colonias felinas de forma que sólo ellas puedan darles de comer, lo que propiciará un mayor control.

Por otra parte, Gómez dijo haber recibido algunas quejas por la presencia de mosquitos y pulgas en algunas zonas de esta barriada y señaló que, si bien ya se había realizado una intervención, se valora llevar a cabo una segunda desinfección.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook