Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La izquierda teme que el relevo del alcalde enfermo de Sollana le haga perder la alcaldía

El candidato del PP, Vicente Codoñer, critica que se alargue el nuevo proceso de investidura: «Si se tratara de otro concejal ya habría sustituto»

La izquierda teme que el relevo del alcalde enfermo de Sollana le haga perder la alcaldía

La izquierda teme que el relevo del alcalde enfermo de Sollana le haga perder la alcaldía

Los peones se están moviendo y en el tablero político de Sollana muchos son los que creen entrever los movimientos de los contrincantes. La incapacitación del alcalde Juan Rueda (PSPV) por enfermedad ha llevado al consistorio a consultar a la Junta Central Electoral sobre los movimientos que debe llevar a cabo. Y los números apuntan que la izquierda podría perder la alcaldía del municipio de la Ribera Baixa una vez se convoque el pleno para sustituir de forma oficial al primer edil socialista.

Para que se efectúe este paso es necesario que lleguen hasta el consistorio las credenciales que permitan el cambio. Vicent Ferrer (Compromís) ocupa actualmente la alcaldía de forma temporal. Ayer explicó que «de momento no ha llegado nada. Lo que nosotros hemos hecho ha sido ponernos en contacto con la Junta para clarificar el asunto y sabemos que ayer se coordinó una reunión ordinaria. Si la identificación llega convocaremos el pleno en el plazo legal, de eso nadie debe tener ninguna duda».

Rueda accedió a la alcaldía en las últimas municipales gracias a los cuatro apoyos recabados por PSPV y los votos de Compromís y de la Agrupación Independents per Sollana. Sin embargo, ese tripartito se rompió hace un año. Si se convoca una sesión plenaria para sustituir al primer edil y los independientes no apoyan a un representante de la izquierda, el Partido Popular accedería a la alcaldía de Sollana gracias a sus cinco concejales. Ferrer no obvia ese escenario: «Los números están ahí, debemos ser realistas. Sin embargo, luego hay que votar».

«Nos quedamos a 50 votos»

En el otro lado de la balanza se encuentra el Partido Popular de Sollana. Vicente Codoñer es su número uno y ayer explicó que «si la lógica se impone accederíamos a la alcaldía. Cabe recordar que en las últimas municipales nos quedamos a 50 votos de la mayoría absoluta. Fuimos la lista más votada». También defendió que el actual equipo de gobierno está postergando el proceso de sustitución más de lo necesario: «Si se hubiera trata de otro concejal el cambio habría llegado en un plazo de quince días, pero como se trata del alcalde y temen perder el gobierno todo se está alargando de más. La sentencia de incapacitación data de hace meses y seguimos igual». Codoñer también explicó que ayer se puso en contacto con la Junta Electoral: «Tienen muy clara la situación, no le dan tantas vueltas. Dijeron que en uno días enviarían las credenciales, no creo que el proceso se alargue mucho. No es que haya lugar a mucha interpretación, la verdad, la ley es bastante clara».

Compartir el artículo

stats