05 de agosto de 2018
05.08.2018

Los ecologistas alertan de una progresiva subida del mar por el cambio climático

La Ribera en Bici se basa en previsiones que auguran una subida de hasta sesenta metros verticales del agua

05.08.2018 | 00:37
Los ecologistas alertan de una progresiva subida del mar por el cambio climático

El grupo ecologista La Ribera en Bici ha publicado un informe en el que alerta de una de las consecuencias directas del cambio climático: las aguas marinas pueden subir, si se cumplen las previsiones y no se altera la tendencia, hasta 60 metros verticales. «¿Se imaginan qué pasará en la Ribera en ese caso? Sólo decir que Sumacàrcer se levanta una media de 44 metros sobre el nivel del mar, Antella 42, l'Alcúdia 32, Alberic 26, Carcaixent 21, Algemesí 17, Alzira 16, Corbera 13, Albalat 11, Sueca 6 o Cullera 4», expresa uno de sus portavoces, Pedro Domínguez, como llamada de atención para forzar una reacción ciudadana.

Los indicadores con los que se cuenta en la comarca demuestran que las temperaturas suben de forma alarmante. «De seguir así, en 2050 tendremos una temperatura anual media 2 ºC por encima de la actual, que ya está alrededor de 2 ºC por encima de la de 1940. En 2100 estaremos 6 ºC por encima de las temperaturas de hoy. El calentamiento global va más rápido de lo que se calculó», aduce Domínguez. Una de las consecuencias es que el agua embalsada en la cuenca del Xúquer está ahora en el 32 % de su capacidad, muy por debajo del 41 % que era la media durante la última década. Eso, además, provoca que la Ribera no deje de acumular fenómenos meteorológicos extremos. El último, hace un mes, al que le bastaron diez minutos para, con su cóctel letal de agua, granizo y viento, arrasar con más de 15.000 hectáreas y dañar parte del patrimonio y el mobiliario urbano . Son capítulos cada vez más comunes en la comarca. De hecho, si se levanta la vista a unos años atrás abundan las inundaciones por gota fría, algún tornado, el episodio de lluvia torrencial más importante en este territorio en las últimas décadas sucedido en Sueca en septiembre de 2008, la «supercélula» de Cullera o la granizada de 1995 entre La Pobla y Rafelguaraf, que llegó a pelar los troncos de los árboles. Sucesos a los que se les ha unido el «Downburst» o «reventón atmosférico», que barrió con todo a su paso, como carta de presentación del mes de julio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook