12 de septiembre de 2018
12.09.2018
Alzira

El nuevo instituto Rei en Jaume tendrá capacidad para más de mil estudiantes

La actuación en el IES José Mª Parra se enfría tras reclamar una reforma en lugar de un edificio nuevo

12.09.2018 | 12:37

El instituto Rei en Jaume, el más antiguo de Alzira ya que fue inaugurado en 1963, ve un poco más cerca la reivindicación histórica de contar con un nuevo edificio una vez la Conselleria de Educación ha activado el procedimiento previsto en el programa Edificant. El alcalde de Alzira, Diego Gómez, confirmó ayer que el proyecto contempla un centro con 24 unidades de Secundaria, ocho de Bachillerato y un Ciclo Formativo, con una capacidad máxima de 1.060 alumnos, doscientos más de los matriculados en el nuevo curso, indicó. La hoja de ruta, si no surgen problemas, contempla el inicio de las obras el próximo verano y que el nuevo edificio pueda estar acabado «en un plazo de dos o tres años», comentó.
Mientras el proyecto del nuevo Rei en Jaume empieza a ver la luz al final del túnel, la intervención en el IES José María Parra tendrá que esperar. Se trata de otra de las actuaciones previstas en el programa Edificant, aunque la petición de la comunidad educativa para evitar la demolición del actual edificio -reclamó una rehabilitación debido a que representa una construcción de estilo Bauhaus- ha frenado el proyecto. «Se ha paralizado porque los técnicos de la conselleria tendrán que valorar esta actuación», comentó ayer el alcalde, mientras destacaba que, en cualquier caso, la intervención en el Rei en Jaume era prioritaria ya que en el Parra sí se han realizado algunas actuaciones que, de alguna forma, dijo, han dignificado el centro.
Con todo, Diego Gómez anunció que aprovechará la reunión que tiene concertada con el secretario autonómico de Educación, Miguel Soler, el próximo martes para solicitar que técnicos de la conselleria visiten el IES José María Parra para valorar la actuación que reclama la comunidad educativa.
La reforma integral o construcción de nuevos edificios en los dos institutos más antiguos de Alzira es un proyecto planteado hace años que se ha ido demorando debido a la elevada inversión que requiere. Finalmente, la Conselleria de Educación incluyó ambos proyectos en el plan Edificant y, como ayer adelantó Levante-EMV, el alcalde y el concejal de Educación, Pepe Grau, aprovecharon la visita al Rei en Jaume con motivo del inicio del curso para comunicar que el viernes anterior la conselleria había emplazado al ayuntamiento a solicitar la delegación de competencias para poder iniciar los procedimientos para la contratación de las obras.
Gómez y Grau aprovecharán la reunión con el secretario autonómico para abordar otras actuaciones de centros incluidos en el programa de mejora de colegios públicos. Pepe Grau comentó que la idea es aprovechar las vacaciones de Navidad para sustituir la instalación eléctrica del Ausiàs March y el Lluís Vives, mientras que se pretende desbloquear el proyecto de ampliación del colegio Blasco Ibáñez, que se encuentra paralizada por problemas del tiempo transcurrido desde que se redactó el proyecto y los cambios normativos registrados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook