16 de septiembre de 2018
16.09.2018

Alzira logra tras 22 años que el Consell pague por utilizar un edificio municipal

16.09.2018 | 04:15

- Justicia abonará 35.000 euros al año - Pascual lamenta la falta de interés de anteriores gobiernos

El Ayuntamiento de Alzira ha «arrancado» a la Conselleria de Justicia y Administraciones Públicas una contraprestación de 35.000 euros anuales, a razón de 2.917 euros al mes, por la utilización del edificio de la plaza del Sufragio que acoge cuatro de los juzgados de primera instancia con sede en la ciudad. El acuerdo se produce después de más de veinte años en que primero el ministerio y después la conselleria han hecho uso del inmueble municipal sin ningún documento que regulara la cesión. «La mala gestión de anteriores gobiernos, de todos los colores, ha impedido que el ayuntamiento ingresara más de 700.000 euros que se podían haber invertido en mejoras para la ciudad», proclamó ayer el concejal de Gestión Urbanística, Fernando Pascual.

El Ayuntamiento de Alzira acordó en agosto de 1990 la cesión al Ministerio de Justicia de este edificio ubicado en la plaza del Sufragio número 9 por un período de cinco año más uno opcional de prórroga, según se estipulaba en un convenio que venció formalmente en 1996. Desde entonces, incidió el edil, la ocupación se ha mantenido durante 22 años en un «limbo» sin que el ayuntamiento haya percibido nada a cambio.
El edil detalló que las gestiones que en 2016 inició junto a la concejal de Patrimonio, Isabel Aguilar, con el anterior subsecretario de Justicia, se han materializado con la actual en un convenio por el que la conselleria asume abonar una contraprestación al ayuntamiento. El edil señaló que la conselleria siempre se ha mostrado receptiva a esta petición municipal y apuntó que sólo los cambios registrados en la conselleria han demorado el acuerdo alcanzado, que elevará al pleno de finales de mes. «Los diferentes gobiernos que han pasado por el ayuntamiento o no se han preocupado o no se han enterado y, si alguno lo sabía, habría prevaricado», comentó.

El acuerdo alcanzado estipula una cesión del inmueble por cuatro años (2018-2022), si bien la vigencia del mismo se daría por finiquitada en el momento en que se construya y entre en funcionamiento el anhelado Palau de Justícia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook