09 de diciembre de 2018
09.12.2018

Vecinos de Alberic reciben amenazas de muerte tras la redada policial en la Troneta

Propietarios y residentes de las viviendas con conexiones ilegales a la red eléctrica intimidan a otros habitantes del barrio acusándoles de "chivatos"

08.12.2018 | 20:27

Dicen que después de la tempestad llega la calma, pero en el caso de los vecinos del barrio de la Troneta de Alberic esa afirmación se encuentra harto alejada de la realidad. Algunos de ellos pasan por su peor momento tras la redada policial que desactivó una decena de enganches fraudulentos a la red eléctrica. Su problema no es baladí, pues han llegado a recibir amenazas de muerte por parte de los residentes de las viviendas con conexiones ilegales, según denunciaron el pasado viernes ante la Guardia Civil.

Precisamente, la Benemérita estuvo al mando de la operación, realizada el pasado miércoles. Se desconectaron once viviendas de la luz. Un hecho que ha provocado que sus propietarios vuelquen su enfado con otros vecinos del barrio a través de la intimidación y los insultos. «He recibido amenazas de muerte e injurias por parte de uno de los que estaban ilegalmente encachados», relató a Levante-EMV una de las personas afectadas, que prosiguió: «Me zarandeó al mismo tiempo que amenazaba a mi hijo; a mí me dijo que me quedaba un mes de vida».

Tras aquel incidente, la víctima se personó en el cuartel el viernes para denunciar los hechos ocurridos. Según su versión, se encontraba caminando por una calle del barrio de la Troneta junto a un familiar cuando uno de los vecinos afectados por la desconexión se le acercó «visiblemente alterado» a decirle que era una persona «chivata». A continuación, le agarró por los brazos y mientras le zarandeaba gritaba: «Te queda un mes de vida, chivata, racista. A tu hijo igual. En un mes estáis muertos».

«Este es el tipo de cosas con las tenemos que lidiar día sí y día también en el barrio por defender lo que es nuestro, estamos hartos de esta situación continuada», aseguró la víctima, que se declaraba conmocionada por lo ocurrido y molesta por los sistemáticos cortes de luz que ha sufrido la Troneta debido al exceso de consumo que generaban los enganches ilegales.

Dos intervenciones en 9 meses

El dispositivo desplegado el miércoles contó con el apoyo de técnicos de Iberdrola -participaron tres oficiales de la compañía- y detectó once conexiones ilegales a la red. Se trata de la segunda operación de este tipo que realiza la benemérita en este barrio de Alberic, ya que un dispositivo incluso más amplio descubrió el pasado mes de marzo 40 enganches ilegales y una decena de plantaciones de marihuana.

El alcalde de Alberic, Toño Carratalá, había denunciado días antes a través de las redes sociales que los vecinos de la Troneta volvían a sufrir repetidos cortes de suministro eléctrico que alteraban su vida cotidiana ya que no podían utilizar electrodomésticos y, en algunos casos, incluso las bombonas de oxígeno que algún residente utilizaba por prescripción médica. «Me siento en la obligación y responsabilidad de denunciar la lamentable situación que viven estos vecinos», exponía Carratalá en un video grabado con el barrio a oscuras de fondo.

Cabe recordar que las primeras quejas por los repetidos cortes de fluido eléctrico en esta zona del núcleo urbano de Alberic se produjeron en agosto de 2017 y, en aquel momento, el alcalde advirtió de que la situación se repetía casi a diario. Aquello se tradujo en la primera de marzo, a la que se uniría nueve meses después la practicada esta misma semana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook