12 de enero de 2019
12.01.2019

Alzira gana al Gobierno la demanda por exhibir la bandera republicana

La sentencia revela que el propio alcalde se personó por la noche en el ayuntamiento para retirar la enseña tricolor del despacho de EU

11.01.2019 | 22:59
Bandera de la República que EU exhibió en su despacho.

El juzgado de lo contencioso administrativo número 9 de València ha desestimado la demanda interpuesta por la delegación del Gobierno contra la exhibición de una bandera republicana en la fachada del Ayuntamiento de Alzira en abril del año pasado ya que, según expone la resolución, en el momento en que se formalizó al recurso -el 18 de abril- la enseña tricolor ya había sido retirada, por lo que considera que el mismo resulta inadmisible e impone las costas procesales al promotor. El magistrado no entra a valorar la petición última del recurso, que pretendía un fallo que reconociera que la colocación de una bandera de la II República en un balcón del ayuntamiento, en este caso en el despacho del concejal de EU, Ivan Martínez, infringía el ordenamiento jurídico, al entender que un contencioso no puede tener como objetivo la obtención de «declaraciones genéricas sobre la licitud o ilicitud en abstracto de determinadas actividades o actuaciones».

Martínez, no obstante, defendió ayer que esta resolución implica que «la bandera republicana no es ilícita» y señaló que se trata de la primera sentencia que se gana en la Comunitat Valenciana tras los recursos que, bajo el mandato el PP, interpuso la delegación del Gobierno contra diferentes ayuntamientos. «Es una sentencia importante y una buena noticia que puede sentar precedente, ha habido un cambio de criterio y es de sentido común. El que debería dar explicaciones es el PP que empezó esta persecución a estos valores y símbolos que son perfectamente democráticos», indicó el concejal de Esquerra Unida.

La sentencia asume la tesis expuesta por el abogado del ayuntamiento sobre la necesidad de un requerimiento previo por parte de la delegación del Gobierno para que cesara la exhibición de la bandera antes de llegar al contencioso -que no se produjo- y, por otra parte, revela que fue el alcalde de Alzira, Diego Gómez (Compromís), quien ordenó que se retirara la bandera tricolor y se personó acompañado de un agente de la Policía Local a las 23 horas del viernes 13 de abril en el despacho de EU para retirarla tras tener conocimiento de que se había colgado unas horas antes para conmemorar el 14 de abril, aniversario de la proclamación de la Segunda República.

EU reivindica la República

El colectivo local de Esquerra Unida valoró ayer que la sentencia declara que la exhibición de una bandera tricolor «no es contraria al ordenamiento jurídico» y, por boca de la coordinadora local, Patrícia Martínez, señaló que esta formación, conmemorando el 14 de abril, reivindica «los valores republicanos en un momento como el actual: la intervención del estado en la economía para garantizar el control democrático de muchas de las decisiones que se toman; la reivindicación de un estado social y unos servicios públicos que garanticen realmente la igualdad de oportunidades a quien menos recursos tiene; tanto en la participación ciudadana como en la toma de decisiones, y profundizar en la democracia, empezando por la elección del jefe del Estado; las políticas reales de igualdad entre hombres y mujeres, o la defensa de la cultura y la educación como elementos emancipadores de las personas».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas